FutbolFeed

@CARLOSLGUERRERO

·
2 min
A
A

Dólares no son amores

Ni ser el equipo con mayor valor de plantilla en todo el futbol mexicano (68.8 mdd) le sirvió a Rayados para comprar un seguro que evitara el tobogán de la decepción y el fracaso. Ha sufrido una ruptura de corazón absolutamente inesperada. Ni toda la solvencia en sus finanzas pudo salvarle del abismo.

Puebla, el 12 de la tabla general y el 17 en cuanto a plantel con un valor de 17.7 millones de dólares (Transfermarket), acabó con la ilusión del pudiente, del maduro y del inalcanzable.

Así es el futbol y así es el amor. Indescifrable, imprevisible y súbito. Aunque... para ser sinceros, Rayados ya daba algunos mensajes de que algo no andaba bien desde hace meses. El "amiga date cuenta" le llegó demasiado tarde.

Aún así, considero que la reciente historia ganadora construida con un triplete de por medio, es más que suficiente para no quemar todas las cartas de amor.

Todavía quedan cenizas y Mohamed bien podría alebrestar el fuego si le brindan otra oportunidad. Eso sí, que rompa las dedicatorias que ya no le muevan el corazón y aquellas cartas que le ocupen un lugar en el buró sin provocarle sensación alguna.

Mohamed no sobra, sobran jugadores. Y le faltan algunos combativos como los del Puebla. De esos que no llegan ni al medio millón de dólares, pero que derrochan cariño por la pelota.

Hablando de amores. Chivas tiene la inmejorable oportunidad de reivindicarse con su afición. En los últimos años se ha acostumbrado a vivir sus días en medio de una tóxica relación con su público. Se dicen de todo, se critican, se reconcilian y vuelven a discutir. Qué mejor que enfrentar a su acérrimo rival para sanar heridas expuestas y acumuladas.

Eliminar al América representaría el abrazo más grande y sincero que Chivas se daría con medio país. Empezarían de cero sin importar lo que pudiera pasar en Semifinales. La confianza se retomaría nuevamente. Volverían a hacerse guiños de esperanza.

De Tigres, qué decir. Siento que es un amor de años. De esos que se presumen en el más reluciente de los portarretratos. Un amor aparentemente irrompible pero, también frío y falto de pasión. Un amor al que le falta reencender la llama.

Dependerá mucho de las formas y de cómo pueda dejar fuera a Cruz Azul para que la chispa regrese a reavivarlo todo.

Por cierto, a Tigres se le critica mucho últimamente. Si besa porque besa, ni no besa porque no besa. ¿Será que la relevancia que ha alcanzado comienza a incomodar?

León es un "buen partido" (dirían las abuelas) aunque no ha tenido recientemente la fortuna de alcanzar el más alto factor de enamoramiento por culpa de un título que se le ha escapado. Provoca suspiros, seduce tribunas enteras, pero sigue soltero sin quererlo ser. Le ha pasado aquello de... la suerte del feo, el guapo la desea.

Le aconsejo que vaya despeinándose entonces. Puebla ya sabe que verbo mata cartera.