FutbolFeed

@CARLOSLGUERRERO

·
2 min
A
A

Sí o no a la Libertadores

Volvió a desatarse una polémica que parece no tener fin.

Por un lado, los que dicen extrañar la presencia de nuestros clubes en la Copa Libertadores y por otro, los que entienden lo complicado que resulta volver a la competencia continental. Al menos en el corto plazo.

Ahora que volvió a aparecer la Libertadores en escena con Boca Juniors, River Plate, Santos y Palmeiras, de inmediato una ola de gratos recuerdos invadió a los aficionados mexicanos.

A través de redes sociales se rememoraron aquellas épocas donde nuestros colores competían de tú a tú con los poderosos monstruos sudamericanos.

Recapitular fue una gozada. Y cómo no, si fueron momentos épicos que erizaron la piel de miles de aficionados de Cruz Azul, de Chivas, de América, de Tigres...

Sin embargo, hoy se ven tal lejanos esos tiempos que encajan perfectamente en el cajón de lo romántico, de lo que fue y de lo que no necesariamente volverá.

Entendamos que el futbol mexicano pertenece a CONCACAF nos guste o no. Es la confederación a la cual se le rinden cuentas, a la que debemos adaptarnos y ajustarnos. No a Conmebol por más competitiva que nos parezca.

Resulta difícil participar en competencias sudamericanas cuando el compromiso está arriba. Es como si la empresa en la que laboramos nos permitiera trabajar en otra desatendiendo los compromisos que realmente nos corresponden y por los cuales nos pagan.

La Copa Libertadores podrá otorgar a nuestros equipos ese famoso "roce internacional" que tanto se promulga, pero ¿a cambio de qué?

De dejar tirado el torneo local, de perder mucha plata y de no de ganar un solo peso. ¿Prestigio? Sí. Siempre y cuando se trascienda. Quedarse en fase de grupos no sirve de nada.

¿Y luego? Con el prestigio ganado, ¿se pagarán en automático los sueldos? ¿Se subirán al barco nuevos patrocinadores? ¿El nivel del club mejorará al grado de arrasar en México?

Suele pasar que en una de las dos competencias se termina por fracasar y en ocasiones, en ambas.

Para quienes dicen que la Libertadores es lo que necesita el futbol mexicano para crecer. ¿Ustedes creen que fue mejor nuestro torneo cuando se participaba en ella? Fue lo mismo.

Hay quienes aseguran que es lo que la Selección Mexicana requiere. Pues, tampoco hubo cambio alguno considerando que a excepción de Chivas, todos participaron con exceso de extranjeros. Yo no vi reflejado ningún tipo de crecimiento.

Suena hermoso sí, como también suena hermoso el hecho de pensar en un uniforme sin patrocinadores y en una camiseta limpia en la que sólo sobresalga el escudo en el pecho. Todos lo quisiéramos, pero sabemos que resulta imposible en estos tiempos de crisis.

En los escritorios de nuestra Liga, la planeación y la proyección a corto y mediano plazo va enfocada a un desarrollo en conjunto con la MLS. La mirada está puesta al norte y no al sur.

Aquí nos tocó vivir. Entendámoslo.