FutbolFeed

@CARLOSLGUERRERO

·
2 min
A
A

¿El sucesor vivirá en Marte?

Vida es eso aquello que pasó mientras debatimos si Cristiano Ronaldo es mejor que Messi o si Messi es mejor que Cristiano Ronaldo.

Los años se esfumaron en medio de la estéril discusión; veranos llegaron, inviernos pegaron, Mundiales pasaron y nunca fuimos capaces de entender que era mejor no compararlos. Que debimos haberlos disfrutado al máximo sin importar camisetas, nacionalidades, momentos y estadísticas.

Hoy que están más cerca del final y que sabemos que ya no les quedan tantos años en las canchas, nos envuelve una extraña sensación. Sentimos algo de culpa. Cómo fue que maximizamos la fastidiosa, absurda y ociosa comparativa y por qué minimizamos la capacidad de asombro por ambos.

A Messi y a Cristiano Ronaldo los echamos al ruedo como si fueran dos gallos de pelea para ver quién era el más poderoso y ahí, perdimos la dimensión de lo que juntos representaron durante toda una época en la industria del futbol a nivel mundial.

Pasarán años, décadas y cuartos de siglo para que volvamos a toparnos con dos genios de la pelota en la misma era. Aparecerá uno, pero difícilmente dos de ese calibre. Dos personajes tan sacados de una historia como lo son CR7 y Messi.

No sé si el destino vuelva a favorecernos con un guion tan perfecto que parece irrepetible o imposibilitado a segundas partes.

Ojalá no nos arrepintamos de haber perdido el tiempo pensando que por apoyar a uno el otro ya era el peor. Cuando ambos se retiren, habremos de extrañarlos mientras no estén consolidados los sucesores al trono.

Alguna vez se dijo que Neymar era el indicado para ocupar el puesto de Messi o de Cristiano Ronaldo. La realidad es que el brasileño jamás pudo desbancarlos. Se acercó, acarició la gloria, rozó sus tamaños pero nunca fue más que ellos. Aún así, cualquiera quisiera sus servicios. Neymar es ese restaurante delicioso al que se va aunque la atención no siempre sea la mejor.

¿Será Kylian Mbappé el que venga a ocupar los puestos de honor cuando ya no estén Messi y Cristiano Ronaldo? A sus 22 años es una de las cartas más fuertes para la sucesión de poderes. Lo tiene todo. Inclusive, hasta carisma, que en estos días cuenta mucho en efectos de mercadotecnia.

¿Será Erling Haaland? El noruego de rostro adusto y seco, de pocas palabras y reacio a las cámaras tiene la esencia del juego a su favor: el gol. Y con eso tiene para luchar por un lugar de privilegio.

¿Podrán juntos marcar una época? ¿Serán ellos lo que detonen y acaparen todo? ¿Será alguien que aún ni siquiera debuta? ¿Será que el robot "Perseverance" de la NASA que ha llegado a Marte nos traerá a alguien de otro planeta? ¿Descubrirá que de allá son Messi y CR7?

Como sea, no volvamos a cometer el mismo error.

Disfrutemos de los grandes genios; de los viejos, los de ahora, los de mañana o los de otra galaxia.