FutbolFeed

@CARLOSLGUERRERO

·
2 min
A
A

El solarismo ya se nota

La turbulencia propiciada por el Guadalajara tras su fatídica participación en el Clásico Nacional y todo el caos que se generó luego de la humillante derrota, provocó que no se le diera la justa dimensión a lo hecho por América. Chivas absorbió la conversación dejándole poco espacio al equipo de Solari. Está claro que lo positivo vende menos y que el morbo mueve más.

América está en un plano ascendente. Crece en la cancha y desarrolla un mejor futbol conforme avanzan las jornadas. En cada presentación disipa más las dudas que generó en los primeros duelos del torneo. Sabe ganar y se ha acostumbrado a ganar.

El América de Solari tiene ya otro aroma: huele diferente, se ve diferente, queda poco o nada del anterior proceso.

A simple vista se ve un equipo trabajado; no solo entrenado, trabajado. Aspectos que pudieran confundirse, pero que son absolutamente distintos. A entrenar puede ir cualquiera, a trabajar, no todos.

A este América se le ve la mano de un entrenador serio y estudioso que no necesita reflectores, programas de televisión cada semana, ni campañas mediáticas de posicionamiento o autopromoción para convencer y/o callar a los detractores que auguraban fracaso. Sus resultados, números y formas, hablan por sí solas.

América cada vez tiene más y mejores argumentos en la cancha. Se ve un idea clara y conceptos finos que hace tiempo no aparecían. Este América muerde, se mueve bien, sabe presionar, tiene variantes y una clara competencia interna. No hay jerarquías ni puestos ganados por default.

Colectivamente tiene para competirle a cualquiera y en lo individual hay elementos que siempre marcan diferencia como Córdova, Fidalgo, Aquino y Martín.

Camina y camina fuerte América. En un torneo donde sólo Cruz Azul y Santos le meten presión y le compiten por la cima, no descarten que Solari pueda encontrar muy pronto la consagración. Y pensar que hubo quien se atrevió a decir que no tenía suficientes credenciales (como si al Real Madrid pudiera dirigirlo cualquiera).

ORMEÑO

Es el mejor atacante mexicano en la Liga MX. Inclusive, es el mexicano con más goles en todo el año en el planeta y aún así, Santiago Ormeño no fue convocado a Selección Nacional para un par de partidos amistosos.

Suena extraño, porque históricamente siempre se han abaratado muchas plazas. No es como que los estándares de calidad sean tan estrictos.

Soy de los que piensa que el delantero del Puebla debería levantar la mano y externar su deseo de convertirse en seleccionado. El tiempo pasa y después podría ser ya muy tarde.

Martino prefirió a Alan Pulido. Tal vez porque no quiere jugar con las esperanzas de Ormeño. Quizá Martino piensa que ya con Jiménez, Macías y hasta Hernández, no tendría posibilidad alguna para el futuro.

No cabe duda que cada cabeza, o que cada entrenador, es un mundo.