FutbolFeed

@CARLOSLGUERRERO

·
3 min
A
A

'La Tota', el Atlas y el Repechaje

Enclavada en el corazón de San Juan de Dios, uno de los barrios más concurridos y emblemáticos de la ciudad de León, se encontraba la vidriería de don Antonio "La Tota" Carbajal. Era común verle ahí todas las tardes. A su negocio le dedicó casi 60 años.

Amablemente siempre recibía a los reporteros que deseaban tener la declaración de una voz autorizada para hablar de futbol. Cinco Copas del Mundo, más que suficiente para confirmarlo.

Una de las tantas veces que lo visité fue para hablar del León y sus oscuros días en Liga de Ascenso. Eran los tiempos macabros de La Fiera, aquellos que fueron parte de la "decena trágica" para un equipo histórico que no estaba acostumbrado a las tinieblas.

Recuerdo que don Antonio me dijo: "Gran parte de la culpa es de la afición. Solapan demasiado y ahí están los resultados. El equipo sigue hundido. Cuando exijan más, las cosas cambiarán".

Y sí, aunque crudas sus palabras considerando que la de León es una de las aficiones más nobles del País, había mucha verdad escondida entre líneas.

Siempre he considerado que los jugadores y entrenadores son los únicos responsables de lo que pasa en la cancha, pero cierto es, que la afición juega un rol trascendental en el estado de ánimo de cualquier equipo. Si los seguidores celebran todo, aunque las derrotas sean una constante, el futbolista sentirá que las cosas marchan por buen camino.

Es algo que suele pasar y que no dejará de pasar. Cuántas veces no he dicho algo similar de Chivas, de su afición y de ese gigantesco manto protector que genera una inmunidad hacia las críticas. ¿El resultado? Que uno de los clubes más relevantes y populares de todos los tiempos, se ha acostumbrado a no tener campañas decentes y a verse obligado a mendigar puestos de clasificación. A regatear lugares de privilegio. Y todo sigue tan normal.

Otra de las más nobles aficiones es la de Atlas. Sus cánticos me enchinan la piel cada vez que visito el Estadio Jalisco. ¿Pero hace cuánto que no ganan algo? La pasión, el cariño, el afecto por unos colores no es algo que se negocie. Eso se aplaude, pero también creo que es momento de que como afición e institución, den el gran salto de calidad buscando trascender por la vía del gozo y no por la del sufrimiento.

Es tiempo que dejen el dolor a un lado. Una cosa es acostumbrarse a vivir con tormento y otra que eso sea lo más sano. Atlas está ante una oportunidad histórica de dar el mazazo de la semana. Enfrentarán a una de las versiones más confundidas de Tigres. Un Tigres que desea empacar maletas e irse de vacaciones.

Si no es ahora, Atlas, ¿entonces cuándo? Tu repunte fue fantástico luego de cinco jornadas siendo el peor del torneo. Evadiste la multa mayor y te metiste entre los mejores. No te acostumbres a que no ganar nada, es la esencia por la que te aman.