FutbolFeed

@CARLOSLGUERRERO

·
2 min
A
A

Reynoso y el cambio de menú

Como siempre digo: qué fácil es hablar con el periódico del lunes en la mano. Consumada la derrota de Cruz Azul ante Toluca, evidentemente el segundo más señalado como máximo responsable (después del silbante Ortiz) es Juan Reynoso por la alineación que mandó a la cancha.

Mucha sorpresa causó el hecho de dejar fuera a Orbelín Pineda y a "Cabecita" Rodríguez.

Como las cosas no resultaron como se esperaban, muchas críticas recaen sobre Reynoso pero, ¿y si hubiera ganado el partido? La conversación sería completamente distinta.

A estas alturas del día, estaríamos hablando de que Reynoso se hubiera graduado como técnico especialista en confundir rivales luego de aplastarle la estrategia al Toluca y a Cristante desde antes de comenzar el juego.

Sin embargo, como la derrota aparece en los encabezados, las cosas cambian y el objetivo de críticas es otro. A veces pienso lo complicado que debe ser el rol de entrenador. ¿Ustedes qué hubieran hecho? ¿Jugar con el mismo cuadro ganador o intentar hacer algo distinto para evitar caer en lo predecible?

En una batalla todo es válido, el cambio de estratagemas es una constante para intentar sorprender por otros frentes al batallón contrincante. Algo a lo que yo le llamo el arte de la sorpresa. Buscar a través de lo inesperado, el factor que provoque confusiones nauseabundas en el adversario.

Osorio era un especialista de las rotaciones. Siempre las hizo. Realizaba sus alineaciones de acuerdo al tipo de rival. Siempre movía las piezas. Era la suya y con esa casi siempre "se moría". El día que no lo hizo, el día que se fue a la lógica y que hizo lo que "hubieran hecho todos", ese día México generó más dudas y más decepciones que nunca en el pasado Mundial de Rusia.

¿Te la juegas o no?¿Haces algo distinto para cambiarle la ruta al rival o le sigues mostrando el laberinto de siempre?

Por cierto, muchas veces desconocemos las razones del porqué hay cambios tan radicales de un día a otro. ¿Y si existió alguna indisciplina? Puede pasar que las respuestas a esas "alineaciones extrañas" no siempre estén en el cajón de la estrategia y sí en el del reglamento interno.

El hecho es que Reynoso esta vez no se "murió con la suya", buscó sorprender y terminó sorprendido por Toluca, el VAR y el arbitraje. Cruz Azul perdió cuando menos margen de maniobra existe, cuando las cornisas son más estrechas.

Si ya habíamos hablado de que en la última jornada aparecieron esos malévolos fantasmas que suelen intimidar a La Máquina, qué decir ahora que una derrota en fase final vino a desmoronar algo de ilusión.

Parece que los demonios se regodean, que comienzan a sonreír socarronamente escondidos tras las cortinas.

¿Y ahora? ¿Reynoso volverá a la receta original? A esa que tan buen sabor de boca dejó en los comensales. ¿o decidirá una vez más cambiar el menú de última hora?