FutbolFeed

@CARLOSLGUERRERO

·
2 min
A
A

El perfume de Herrera

Cada vez se perciben menos las esencias que le dieron un aroma muy particular a Tigres durante una década. Queda poco o nada de esas notas robustas y maduras de vetiver, sándalo y madera que por tantos años impregnaron la piel de tantísimos seguidores felinos.

El perfume de Tigres creado por "Tuca", Garza, Rodríguez y demás diseñadores, se ha diluido con el paso de las semanas; se ha perdido en el tiempo como la loción que se rocía por la mañana luego de la ducha y que para la tarde cuando ha bajado el sol, ya no huele a nada.

Nuevas fragancias predominan en Tigres. Un vuelco de 180 grados se ha dado y un nuevo organigrama se ha fabricado. Los altos mandos han dado la orden de poner fuera de la casa las maletas de quienes, hasta hace poco, portaban etiqueta de inamovibles. Fue todo para aquellos personajes que formaron parte del inventario durante una década.

Terminó la era Ricardo Ferretti y comenzó oficialmente la era Miguel Herrera. Tigres anunció a través de un video en Instagram algo que estaba muy quemado de tan cocinado. Ninguna sorpresa. Miguel tuvo tiempo para hacer su propia presentación y aprovechar -como le gusta- el alcance de redes sociales para presumir la flamante oportunidad que le brinda el futbol ahora que tomará las riendas de otro club de alta exigencia.

Fiel a su estilo, cual jovencito amante del TikTok y demás plataformas, Herrera armó su conteo regresivo mientras se vestía de gala. Zapato con agujetas como dictan las normas de etiqueta, cinturón de dorada y llamativa hebilla, como dictan sus gustos, y debajo del saco, la camiseta de Tigres.

Si Miguel es inteligente, sabrá que tres o cuarto partidos bastarán para echarse a la bolsa a la afición haciendo todo aquello que "no hacía" "Tuca". Si Herrera se va por la ruta de las complacencias, tendrá todo a favor. Y lo hará. A final de cuentas, siempre ha sido valiente, valentón y envalentonado.

¿Qué fue lo primero que hizo Aguirre a su llegada a Rayados? Declarar como jamás lo hacía Mohamed. Con contundencia y aparente autocrítica. Suficiente para convencer rápido a los detractores. Aprovechó los vidrios que ya estaban sucios. Los limpió, y muchos se maravillaron.

Algo similar sucederá con Herrera. "Jugar ofensivo", eso que tanto le gusta a la gente, será la clave y su llave de acceso para llegar al corazón de los Incomparables. La afición de Tigres está ávida de ver la maquinaria revolucionada y a máxima velocidad. Quieren oler a eso que huele una llanta quemada en un arrancón. Del olor a balata quedaron hastiados.

Miguel Herrera cuenta por cierto con su propia fragancia. Veremos cuánta fijación tendrá en la piel felina su fresco perfume con notas cítricas de mandarina, bergamota y pachulí; y si le alcanzará para impregnar su esencias o si se habrán de extrañar los aromas amaderados de Ferretti.