FutbolFeed

@CARLOSLGUERRERO

·
2 min
A
A

Simplemente 'Zizou'

Te llamas Zinedine Zidane. Le diste tres Champions League al equipo más importante del mundo. Las puertas no cerraban de tantos trofeos acumulados. Eres el segundo entrenador más ganador del cuadro merengue. Dirigiste 263 partidos: ganaste 172, empataste 55 y perdiste 36. Sí, tu porcentaje de derrotas es apenas del 13 por ciento y el de victorias del 65 por ciento.

Siendo así, te puedes ir cuando quieras y como quieras. Con la frente muy en alto o con la mirada baja. Da enteramente lo mismo. La nación madridista habrá de reconocer por siempre y para siempre tu legado, tus pasajes y enseñanzas.

Insisto, te llamas Zinedine Zidane y tienes credenciales suficientes (y hasta de sobra) como para dirigir a la Selección del planeta Tierra. Si te fuiste luego de tres Champions League para darte un respiro, que no te vayas ahora que te quedaste con las manos vacías... Eres tan grande en la victoria como elocuente en la derrota.

Gracias, ''Zizou''.

¿Y ahora? Los tiempos de cambio. El Real Madrid como el más poderoso y portentoso de todos, no tiene tiempo para estancarse en el pasado. Si va a echar un vistazo al retrovisor, que sea para analizar las razones por las que ha dejado algo de lodo en el camino. Que los expertos tomen algunas muestras, que las lleven al laboratorio y dicten un preciso diagnóstico del por qué la ausencia de títulos para un equipo que se alimenta de logros.

Demasiadas lesiones, un hospital rodante y muchos jugadores que no estuvieron al nivel de la histórica camiseta. Un plantel justo, un once que costaba conformar y que apenas se sostenía con pinzas.

Aún así, a pesar de la clara desventaja numérica en la parte importante del torneo, el Madrid fue capaz de meter presión hasta el final.

Que maduren los que deban madurar. Que los envuelvan en periódico para que los frutos sepan mejor, tengan mejor pinta y cara. Ya no se puede estar esperando tanto a los Rodrygo y Vinícius Júnior, que allá abajo vienen otros que aprietan fuerte.

También es tiempo de que los ya supuestamente maduros sean lo suficientemente consistentes para darle sostén al proyecto cuando las figuras no salgan en su mejor versión.

Benzema no puede solo, y menos sin su mejor socio Cristiano Ronaldo. Sin el francés, el Madrid hubiera terminado quinto. Tendrá que venir el esfuerzo por todos los flancos. Desde la parte operativa y financiera. No todo será la cancha. Es momento de que Florentino se aferre a Haaland o a Mbappé de la misma forma que se aferró a la Superliga. Que por ahora guarde celosamente su sueño guajiro en el cajón de su escritorio y vuelva a centrarse en el futuro de su equipo.

El madridismo quiere volver a los tiempos donde se ganaba todo. En temas de fichajes y hasta en el banquillo. ¿Allegri? ¿Conté? ¿Raúl? Qué difícil llenar el hueco que deja Zidane.