@FELIXATLANTE12

miércoles 13 ene. 2021

Las categorías infantiles y juveniles en la pandemia

"Fidel" tiene 12 años. Desde los 10 llegó a Pachuca luego de ser observado en su pequeño pueblo de Jalisco.

Es el menor de seis hermanos, dentro de una familia en la que su mamá se hace cargo de todo, debido al abandono de su padre y a las adicciones y malas compañías de los hermanos.

El talento de "Fidel" ha sido muy evidente desde que comenzó a jugar futbol y, ante las casi nulas posibilidades de nutrición, estudio, seguridad y desarrollo físico en su lugar de origen, fue invitado para formar parte del ART (Alto Rendimiento Tuzo).

Al inicio de la pandemia, en marzo del 2020, "Fidel" regresó a su pueblo y a casi un año de distancia, prácticamente no se sabe nada de él, ante la falta de tecnología en su casa.

Aunque el nombre es ficticio, la historia es real. Como "Fidel", casi 200 niños y jóvenes con mucho talento han dejado indefinidamente las excelentes instalaciones del ART y, sin posibilidad de monitoreo, entrenamiento, alimentación supervisada, estudio o asesoría, ven pasar los días en espera de regresar a Pachuca. Una veintena de ellos forman parte de diferentes representativos nacionales.

Hacia finales del 2020, la FIFA determinó cancelar los Mundiales Sub 20 y Sub 17 que se llevarían a cabo en Indonesia y Perú, respectivamente, debido a la enorme restricción en viajes internacionales y, por supuesto, a la pandemia que se encuentra muy lejos de normalizar eventos de este tipo.

El impacto de la pandemia en las categorías infantiles y juveniles de los equipos profesionales ha sido brutal. Actualmente se realizan los torneos Sub 20 y Sub 17 de la Liga MX, el resto de las categorías, como Sub 15, Sub 13 e inferiores, no tienen actividad alguna desde marzo pasado y, por supuesto, no se sabe cuándo serán habilitados de nuevo. Jóvenes promesas, ya con formación y disciplina, se encuentran, en la mayoría de los casos, a la deriva.

Uno de los equipos que mayor inversión y esfuerzo ha dedicado a la formación de futbolistas es, sin duda, Pachuca.

Los Tuzos tienen, desde hace muchos años, un sistema de captación de talentos que sobresale mucho dentro de nuestro país, con niños desde los 10 años, que son visoreados e invitados desde lugares muy apartados de México.

El sueño de ser futbolista, en Pachuca, ha iniciado desde edades tan tempranas, con ejemplos muy conocidos de jugadores que, no solamente han debutado y se han consolidado en el cuadro hidalguense, sino que han traspasado fronteras y han representado a México en Copas del Mundo. Futbolistas que, en algunos casos, llegaron a Pachuca a los 10 años.

El ART (Alto Rendimiento Tuzo) de Pachuca cuenta con aproximadamente 200 espacios, hoy únicamente los jugadores que participan en la Sub 17 y la Sub 20 viven ahí. La problemática es tan grande que no parece haber solución posible a corto plazo, y no se sabe el alcance de los daños una vez que sea posible recibir a los jóvenes futbolistas de regreso.

"Fidel" es un niño todavía, pero es uno de esos jugadores que destacan muy por encima de sus compañeros de generación.

Hoy la incertidumbre sobre "Fidel" inquieta a quienes le han guiado en Pachuca. Su madre le dejó en Hidalgo, contra la voluntad de su hijo, por una simple razón: "Es la única posibilidad que tiene de sobrevivir", le dijo a los directivos Tuzos.