FutbolFeed

@FELIXATLANTE12

·
3 min
A
A

Salvados en la última oportunidad

Aquella tarde de 1995 en la cancha de Ciudad Universitaria, Ricardo Lavolpe llegó condicionado al partido en contra de los Pumas. Cinco años en la dirección técnica del Atlante habían originado un desgaste que parecía irreversible.

Los malos resultados y la caída en la tabla de cocientes, llevaron a pensar a la presidencia del equipo que era necesario un cambio... eso si el equipo perdía ese viernes ante un equipo mucho más poderoso.

La lógica se imponía durante el partido y al medio tiempo Pumas ganaba 3-1. La actitud de Lavolpe en el vestuario fue de total resignación y desgano. Ordenó el ingreso de Gabriel Miranda, volante ofensivo venezolano con quien tenía muchos roces: "Andá beisbolista, a ver qué puedes hacer", le dijo.

Miranda ingresó convertido en un futbolista tan desequilibrante y contundente que no fue posible detenerlo... anotó dos goles y asistió con uno más, para que Atlante diera la vuelta 4-3. Lavolpe pudo continuar en el cargo por varios meses más.

No han sido pocos los casos de futbolistas o directores técnicos que se encuentran prácticamente fuera de una institución, incluso con ultimátum y, de pronto en el momento preciso, un resultado, un golpe de suerte o una chispa de genialidad, terminan por salvar el despido y alargar su estancia.

América pagó 10 millones de dólares por Roger Martínez en 2018, una cantidad sumamente elevada que, por supuesto, le convirtió en un jugador muy vigilado por la crítica y la constante evaluación su costo-beneficio, desde el primer día. Sin embargo, pronto la afición se dio cuenta que, pese a su talento, Roger no era el indicado.

Durante todo el 2020, este atacante colombiano mostró inconformidad en el equipo y su salida parecía cantada. Por su elevado salario no fue posible y hoy, no solamente forma parte del plantel americanista, sino que en el inicio del actual torneo, sus dos goles han significado puntos muy importantes para el equipo. Hoy, de pronto, se ha convertido en una enorme esperanza para el ataque de Solari.

Esta semana Víctor Manuel Vucetich parecía estar en serios aprietos, previo a la visita de Chivas a León. Con únicamente dos puntos en cuatro partidos y ante un rival que, no solamente es el campeón y venía de ganar, sino que contaba 18 partidos sin perder en casa. Para muchos, la suerte de Vucetich estaba echada. Sin embargo, con una alineación que sorprendió, Chivas dio uno de sus mejores partidos en meses y ganó 3-1. De la noche a la mañana, cambiaron las expectativas y la solidez del director técnico.

Después de aquella majestuosa exhibición de Gabriel Miranda en la cancha de Ciudad Universitaria, tras ser felicitado y reconocido por la prensa, el seleccionado venezolano fue de regreso a la banca y los regaños de Lavolpe continuaron, hasta que, en febrero de 1996, fue removido de su cargo.

A manera de burla para sí mismo, Miranda no se cansó de maldecir la mejor tarde de su carrera en el futbol mexicano, luego de salvar a Lavolpe del despido.