FutbolFeed

@FELIXATLANTE12

·
2 min
A
A

'Identidad y estilo'

"A la par del baile y el ritmo, hablar, defender y hacer eco de temas sociales ha sido parte de la carrera y encomienda de la banda mexicana de rock (y todo lo demás), Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio", escribió la editora de entretenimiento Gisela Orozco, para describir la identidad de esta popular agrupación.

La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio ha tenido un estilo desde su fundación como grupo originario de la Ciudad de México, que fusiona ritmos como rock, ska, reggae y punk, con influencias mexicanas como el danzón y el bolero.

En estos días nos dejó, víctima del Covid-19, Eulalio Cervantes "Sax", uno de los fundadores de este particular grupo surgido de los barrios populares de la capital mexicana. "Sax" era fundamental para la identidad de La Maldita con su extraordinario talento para tocar instrumentos de viento y, además, poseía un estilo que destacaba entre sus colegas. No únicamente el protagonismo que daba su sonido, sino la capacidad de Eulalio para tocar dos saxofones a la vez.

Se entiende la identidad como un conjunto de características propias que permiten distinguir del resto a una persona o un grupo, y por estilo aquello que le caracteriza en su desempeño y le hace original, único e inconfundible.

Previo al Clásico Chivas contra América, el "Pollo" Briseño, defensa del Rebaño, encendió las redes con sus declaraciones:

"Tenemos nosotros una identidad, algo que en México no existe, y es que jugamos con puros mexicanos... ellos pueden traer jugadores de todo el mundo, pero tener la grandeza, ser el segundo equipo que más títulos tiene, el que más afición tiene, el que más playeras vende y que tiene una identidad por jugar con puro mexicano, es mucho más grande que un título de diferencia... no estamos a la par, somos mucho más grandes que el América... ellos no tienen identidad".

No estamos aquí para juzgar las declaraciones de Briseño, a quien por cierto le aplaudo que se atreva a desafiar al rival previo a un Clásico. Es evidente que si la identidad de Chivas, según Briseño, es contar solamente con mexicanos, la identidad de América es, por lo tanto, contratar futbolistas extranjeros. Con unos o sin otros, la identidad está presente y no desaparece por no contar con las características que identifican al rival.

La identidad no te hace más ganador, más popular o más poderoso, el estilo sí. La identidad no te hace más atractivo, el estilo sí. La identidad no te hace pasar a la posteridad, el estilo sí.

La intención del "Pollo" Briseño fue, sin duda, destacar el principal orgullo que define a los aficionados y al equipo de Chivas: defender su escudo y su historia únicamente con futbolistas mexicanos. El marcador del Clásico deja expuesto al aguerrido defensa central, a su equipo, a su institución, a la propia identidad y al estilo del Guadalajara. Esto último es imperante recuperar. Por la identidad ni se preocupen, esa se mantiene intacta.