FutbolFeed

@AldoFariasGzz

·
2 min
A
A

Súper Final

La bonita costumbre de tirarse digitalmente cada que equipos de la MLS y Liga MX se cruzan está más fuerte que nunca.

Durante mucho tiempo los "Emeleseros" gritaban por que sus equipos les dieran argumentos en esta pelea geográficamente natural ante la Liga mexicana, y ha sido hasta los últimos años que han obtenido los resultados requeridos para montarse con propiedad en el ring de la polémica.

Estoy convencido que los buenos y malos resultados suelen anunciar su llegada. Bajo esta primicia podemos decir que el gran torneo que el LAFC está teniendo, la MLS llevaba tiempo trabajándolo como Liga.

Por más que el América sea el equipo más exigido de México, tampoco puede sorprendernos tanto su eliminación, ya que apenas en la Liga de Campeones anterior se fueron eliminados por el Atlanta United, de jerarquía similar a Los Ángeles, pero sin una figura tan determinante como Carlos Vela.

Qué fácil olvidamos al Toronto FC, que no hace mucho eliminó a Tigres por los goles de visitante que hizo en el Universitario. Ese equipo contaba con Sebastián Giovinco, que en ese entonces era el Carlos Vela de la Liga, o sea el mejor jugador.

Con esta clase de triunfos con significado es fácil que los simpatizantes de la Liga norteamericana se envalentonen con la idea de que ya superaron a la Liga MX, pero me temo que aunque la distancia cada vez es más corta, aún sigue siendo larga.

Hay ciertos equipos y jugadores que podrían competir sin duda en la Liga MX, pero con el grueso de los equipos y futbolistas no es así.

Es obvio que el LAFC podría competir cada torneo entre los mejores 8 del campeonato mexicano, pero la MLS la conforman 26 equipos más lo que se acumulen.

En el aspecto individual sucede lo mismo con Carlos Vela, que seguro estaría entre los mejores jugadores del torneo mexicano, pero en el general de los jugadores es donde la Liga MX mantiene su distancia.

La clase media de la MLS no existe; las franquicias apuestan por tener a pocos jugadores muy bien pagados rodeados de muchos baratos. Algo normal considerando que la MLS aún se encuentra en etapa de posicionar su marca. La pregunta es hasta cuándo seguirán priorizando la popularidad de pocos por encima de plantillas más equilibradas.

Esta manera de contratar los ha llevado a convertirse en una Liga de poca resistencia defensiva, detalle fundamental a considerarse en la comparación con la Liga de México.

La Súper Final de la Liga de Campeones de la Concacaf contará con 2 de los mejores y las 2 estrellas (Gignac-Vela) más brillantes de la zona, sin embargo, la pelea es determinante sólo entre instituciones.

Por más que nos quieran vender que la jerarquía de las Ligas está en juego, aún le faltan a la MLS varias batallas para ganarse esa posibilidad.