@AldoFariasGzz

lunes 15 feb. 2021

¿Y Ricardo Ferretti?

Mientras observábamos con atención lo que sucedía en Qatar, muy lejos de los Tigres, pero muy cerca de nosotros, el futuro de la institución felina se definía.

Desde los últimos meses del año pasado la renovación de Ricardo Ferretti espera por ser firmada en alguna oficina.

A diferencia de las otras ocasiones en las que técnico y directiva se sentaban a negociar por mero trámite, en ésta las cosas fueron muy diferentes, pues en ningún momento de la última década el puesto de entrenador en Tigres había estado en duda como en este año futbolístico.

Las negociaciones fueron desgastantes, pero en teoría los términos fueron acordados desde hace tiempo para que "Tuca" se mantenga en la dirección técnica hasta el 2023 con la posibilidad exclusiva para el club de extender por un año más.

El "Tuca" está tan consciente que los tiempos han cambiado que mandó el ego a la banca y aceptó cambios significativos en las condiciones de su nuevo contrato con tal de seguir al frente.

Las palabras "apaga fuegos" del presidente Alejandro Rodríguez asegurando entre risas que "Tuca" se quedará toda la vida en Tigres ya no tienen los mismos resultados que antes porque para este momento la afición comprende que este tipo de decisiones hoy dependen mucho más de Cemex.

Por otra parte, se nos había comentado que la renovación dependía de que el equipo lograra al menos uno de los tres títulos posibilidad en el año futbolístico, cosa que ya sucedió al obtener por primera vez la Concachampions.

Sabemos también que la internacionalización del equipo era algo que preocupaba mucho a los altos mandos, ya que era fundamental para cumplir las metas comerciales.

Se creía que Ricardo Ferretti no era el hombre indicado para que la marca Tigres alcanzara dimensiones globales, pero resultó ser el primer técnico de México en llegar a la Final del Mundial de Clubes, donde por cierto le vimos un comportamiento ejemplar en la banca y en las conferencias de prensa, otro de los temas polarizantes en el consejo.

En todos los aspectos, el "Tuca" ya hizo méritos de más para ganarse su renovación y comienza a ser incomprensible cómo es que no han renovado al mejor técnico en la historia de esta institución a tres meses de que venza su contrato.

El futuro de la dirección técnica no es lo único que debe definirse cuanto antes, ya que la presidencia felina pronto será relevada y créanme que suplir lo que hicieron Alejandro Rodríguez y Miguel Ángel Garza será una labor tan titánica como la que tendrán cuando se marche Gignac.

Independientemente de a quién elijan como presidente, conservar al "Tuca" será de gran ayuda para hacer una transición suave hacia la nueva era del Tigre.

Reemplazar correctamente al mejor presidente, vicepresidente, entrenador, jugador y portero en la historia de Tigres será el reto que defina la grandeza de esta institución.