@AldoFariasGzz

lunes 22 feb. 2021

El incómodo caso de Toluca, Pumas y Pachuca

En la historia del futbol mexicano Toluca, Pumas y Pachuca tienen su lugar bien ganando, el problema es que en los últimos años han batallado más de lo acostumbrado para mantenerlo.

Las tres instituciones mantienen en su discurso la obligación por el campeonato que solo su pasado respalda y esa es justo la posición tan incómoda que viven en la que su historia los obliga a mantener la vara alta, pero la realidad los contradice.

Es decir, que como entrenador de estos equipos tienes la obligación de comprometerte al título aunque al momento de comparar plantillas con los verdaderos contendientes al título las cuentas no salgan.

Normal que los tres equipos se sientan desplazados por los regios y León, que se han turnado su lugar en la pintura principal de la Liga MX, pero lejos de molestarse tendrían que aceptar su presente y trabajar su regreso al reflector que solo llegara de la cancha hacia afuera, nunca al revés.

Pumas es considerando el cuarto de los equipos grandes; en su historia resaltan algunos de los mejores jugadores de todos los tiempos como Hugo Sánchez y Cabinho, han ganado al menos un campeonato en cada uno de las décadas desde 1970 y durante mucho tiempo fueron la principal generadora de nuevos jugadores en México, situación que los llevó a contar regularmente con material de Selección Nacional en sus filas.

Esos principales atributos que construyeron la grandeza puma caducaron, pero aún están a salvo algunos otros, subestimados, como su gran afición a la cual tendrían que considerar más con un arma del club y no solo como cliente. La identidad de Pumas debe ser el punto de partida para su resurgimiento.

Toluca carga con la pena de ser el tercer equipos con más títulos (10) sin recibir el reconocimiento como uno de los grandes. Ya saben lo que dicen: no trates de poner a competir percepción con números.

Además de sus campeonatos, los Diablos cuentan en su historia con José Saturnino Cardozo, que en mi opinión es el mejor jugador en la historia de la Liga, por encima de Cabinho, Reynoso y Gignac.

Para mala fortuna de los escarlatas, en los tiempos de Cardozo no contaban con la diversidad de medios que ofrece el mundo digital por lo que tuvieron que conformarse con las migajas que los 4 grandes les dejaban.

Muy bien que Toluca se autoexija como grande, pero no recibirá el reconocimiento como uno hasta que sus resultados y personajes coincidan.

De los tres involucrados en esta columna, Pachuca es el que cuenta con el peor panorama ya que por las condiciones de su plaza requería de fuertes aportaciones económicas para sobresalir, con las que ya no cuentan.

La buena noticia para ellos como grupo es que mientras los Tuzos decaen, el León levanta como uno de los equipos más importantes del presente.

¿Qué no ven que la vida y el futbol son como un columpio?: cuando subes se siente bonito, pero cuando bajas eso duele mucho.