FutbolFeed

@AldoFariasGzz

·
2 min
A
A

Fondo de armario

Amplitud de róster, fondo de armario, plantilla gorda, equipo profundo o simplemente tener una buena banca se ha convertido en un casi requisito para ser campeón de la Liga MX.

Recuerdo los tiempos en los que "Tuca" Ferretti se negaba a que sus Tigres jugaran al 100 por ciento los torneos alternos con la excusa de no tener suficiente calidad y cantidad en su plantilla.

Ricardo y su directiva dialogaron para llegar al acuerdo de ampliar el róster con la intención de darle seriedad a las competencias de Copa e internacionales sin saber que el principal beneficio llegaría en la Liga.

Hay quienes cambian la famosa frase de "las defensas ganan campeonatos" por "la banca gana campeonatos". Evidentemente la frase no debe tomarse como algo absoluto, sino como una reflexión del valor que los suplentes tienen en una carrera larga como lo es cualquier campeonato.

Jugadores se van a lesionar, otros bajar su nivel o simplemente los rivales con el paso de las jornadas te irán descifrando hasta el punto de necesitar alguna variante desde el banquillo.

A Tigres se le cataloga casualmente como la mejor plantilla del país, pero la realidad es que en poco tiempo su banca ha pasado de contar con Edu Vargas, Enner Valencia, Lucas Zelarayán y Jorge Torres Nilo a jugadores canteranos, fuera de forma o en mal momento.

Otra de las plantillas que solía marcar diferencia con su profundidad era la del América, pero con las salidas de Guido Rodríguez, Matheus Uribe, Diego Lainez y Edson Álvarez más las contrataciones bombas que han fallado, la banca de las Águilas ya no ofrece el poderío que los llevó a ser un constante semifinalista.

Los mejores equipos de la década (América y Tigres) han debilitado su róster mientras que otros como el Cruz Azul siguen haciéndose fuertes sin conseguir el resultado final, pero cada día más cerca.

La manera en la que Juan Reynoso está manejando su plantilla me demuestra que es un técnico consciente de la vasta plantilla con la que cuenta.

Hemos visto que La Máquina tiene diferentes formaciones para arrancar partidos, así mismo cuando tiene que cerrar partidos cuenta con Pablo Aguilar para fortalecer la línea defensiva, la plurifuncionalidad de Rivero, Escobar y Romo, el Shaggy Martínez con su enjundia y el talento en ofensiva de Angulo y Pol Fernández que ya se ha manifestado en goles.

Está claro que de poco sirve tener un gran plantel si no cuentas con el entrenador correcto para gestionarlo. Cruz Azul tiene ambos y a la historia de la década me remito para considerarlo el principal contendiente al título.

En Estados Unidos existen premios como el del sexto hombre o el regreso del año que nos hacen valorar a los suplentes, algo que en México nos hace mucha falta, ya que regularmente se habla de la banca como algo despectivo, a pesar de que la historia nos ha demostrado que tiene la capacidad de ganar campeonatos.