FutbolFeed

@AldoFariasGzz

·
2 min
A
A

Generación completa

Existen resultados que cambian la perspectiva de los torneos para toda la vida. Eso sucedió con el futbol en los Juegos Olímpicos que hasta antes de Londres 2012 era un torneo más para México, pero a raíz de la medalla de oro se ha convertido en un certamen con expectativa y obligación para el Tri.

La Selección Sub 23 del Jimmy Lozano, que está barriendo con el Preolímpico debe abrazar la idea que cualquier resultado abajo de las medallas será catalogado como un fracaso por la idea ganadora que existe en la fanaticada acerca del torneo, pero sobre todo porque la convocatoria cuenta con suficiente talento como para competir por los metales.

Los tiempos en los que estás Selecciones juveniles contaban con pocos jugadores consolidados en Primera División han quedado atrás y para muestra los elegidos para el Preolímpico que muchos de ellos ya cuentan con cierta jerarquía en el Máximo Circuito.

Luis Ángel Malagón tiene rato tapando al nivel de los mejores en la Liga MX, y aunque existe la posibilidad de que la posición se refuerce para los Olímpicos, no se nota la misma necesidad de antes por reforzar ese lugar.

Los laterales pintan para ser Vladimir Loroña que en los últimos tres años con Puebla y Xolos es de lo más contante en la posición, el otro es Erik Aguirre quien se ha posicionado como uno de los jugadores más polivalentes; lateral, contención, interior, volante, extremo y enganche. Aguirre es como un tipo Jesús Dueñas abajo de 23 años.

En la central juegan Jesús Ángulo y Johan Vázquez; el primero campeón con Santos Laguna y cuenta con la peculiaridad de ser central o lateral. El segundo fue detectado por Rayados como uno de los prospectos nacionales más grandes en la posición y terminó por explotar de titular en Pumas en la temporada del subcampeonato.

En media cancha bien clavando José Joaquín Esquivel, titular en Juárez y antes en Lobos, a sus costados vuelan Sebastián Córdova y Charly Rodríguez, quienes se impusieron a la feroz competencia interna de Rayados y America.

Los extremos pueden ser El "Piojo" Alvarado y Uriel Antuna, que son jugadores intermitentes, pero al fin de cuentas protagonistas en dos de los llamados cuatro "Grandes" del futbol mexicano, Chivas y Cruz Azul.

En el centro del ataque jugó Alexis Vega con ese gran potencial que no termina por detonar totalmente, sin embargo de la banca llegó JJ Macías, quien es el goleador mexicano del ciclo mundialista sin contar edades.

Por donde le busquen, esta generación de futbolistas mexicanos es muy buena y la mejor prueba de esto es la cantidad de jugadores Sub 23 que Gerardo Martino usa en la Selección Mayor.

Futbolistas como Córdova, Charly, Antuna, Alvarado, Vega y Macías juegan por edad en la Selección del Jimmy, pero es claro que ya son de Selección Mayor.