FutbolFeed

@AldoFariasGzz

·
3 min
A
A

El rey Mbappé

Durante muchos años la conversación sobre quién es el mejor futbolista de la historia rondaba principalmente entre Pelé y Maradona, claro que si profundizábamos en el tema salían otros nombres como el de Cruyff, Puskas, Di Estéfano o Franz Beckenbauer, pero siempre los mismos.

La conversación comenzó a democratizarse en el nuevo milenio con la inclusión del fenómeno Ronaldo, la clase de Zinedine Zidane después de ganar la Copa Mundial de 1998, y la magia de Ronaldinho, pero realmente fue hasta la era de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo que se puso en verdadero predicamento la supremacía histórica del Diego y Pelé.

Para disfrutar lo máximo de esta columna pediré lo mismo que cuando acepto tener esta trillada conversación deportiva: una mente abierta y sobre todo evitar el argumento de que no se pueden comparar porque son épocas diferentes, ya que al no aceptar estas comparaciones el tema queda descartado automáticamente y resulta imposible llegar a una conclusión.

Hace tiempo en una mesa de debate se preguntaba quiénes serían el relevo generacional de los principales deportistas del momento. En la NFL para suplir a Brady, Rodgers, Manning y Roethlisberger se habló de Patrick Mahomes y Lamar Jackson; en la NBA, LeBron James le entregaría la antorcha a Giannis Antetokounmpo; en el beisbol se comentó de Fernando Tatis Jr, mientras que en el futbol, sin dudar, se puso a Kylian Mbappé como la nueva fuerza dominante del futbol mundial, y el siguiente en el trono que hoy comparten Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

Mbappé no solo tiene todo para convertirse en el mejor jugador del mundo, que en mi opinión ya lo es desde Rusia 2018. La "Tortuga Ninja francesa" cuenta con todos los ingredientes para terminar su carrera como uno de los mejores en la historia.

Esta semana de Fecha FIFA me tocó transmitir el partido de Francia ante Bosnia y Herzegovina con un Mbappé, al igual que la mayoría de sus compañeros, a medio gas. La oportunidad se prestó para compartir la idea de que Kylian podría convertirse en el mejor jugador de la historia y para sorpresa la reacción de los compañeros y el público en las sociales fue mucho más receptiva que en el pasado, probablemente porque junto con sus grandes cualidades físicas y futbolistas se han dado cuenta que le sobra tiempo, Selección y equipo para lograrlo.

Con tan solo 19 años ya ganó su primer Mundial siendo el mejor jugador de su escuadra, no la "banca de la banca" como suele pasar con muchas jóvenes estrellas, y con la proyección que tiene Francia cargada de talento, da la sensación de que el número 10 tendrá suficientes oportunidades para volver a levantar la Copa del Mundo.

A nivel de clubes con el PSG puede seguir peleando la Champions, pero su posible pase al Real Madrid le terminaría de dar la plataforma diaria que necesita.

Mbappé tiene su lugar reservado en la mesa de los mejores futbolistas de todos los tiempos, a menos de que él diga lo contrario.