FutbolFeed

@AldoFariasGzz

·
2 min
A
A

Un nuevo futbol

Uno de los principales argumentos en contra de una liga binacional entre México (Liga MX) y Estados Unidos (MLS) es que FIFA ni siquiera lo permitiría, sin embargo el anuncio de la Súper Liga Europea por encima de UEFA es ideal para cuestionar el verdadero poder del máximo organismo del futbol sobre este tipo de planes.

A los estadounidenses siempre les gusta tener el control por eso convierten su lugar en pequeños universos regulados por ellos mismos. Si es que existe alguna Federación internacional de futbol americano les aseguro que no tiene mucha inferencia con lo que sucede en la NFL. Otro buen ejemplo es la relación que la NBA lleva con la FIBA a quien atiende en segundo plano por más que uno sea un organismo nacional y el otra global. Qué me dicen de la MLB que sea su final la Serie Mundial más allá de que sea un campeonato doméstico.

En estos deportes dominados por los estadounidenses como el futbol americano, basquetbol y béisbol les resulta fácil mandar por arriba de los organismos nacionales porque simplemente todos estamos convencidos de la supremacías de sus ligas, o sea que el campeón de la MLB, NFL y NBA se convierte en el mejor del mundo por más que no se trate de una competencia internacional.

Resulta lógico que nuestros vecinos del norte busquen un dominio similar en el futbol soccer al que tienen en otros deportes con la gran diferencia de que hasta el momento USA no produce los mejores futbolistas del mundo y su liga aún no se encuentra en posición para competir con las mejores de Europa y Latinoamérica.

Desde 1994 que a Estados Unidos le tocó organizar la Copa del Mundo nos aseguran que dominarán el juego. Casi 30 años más tarde están mucho más cerca de hostear un nuevo mundial que de ser potencia, pero debemos reconocer que van dando pasos firmes para convertirse en lo que tanto desean.

El hecho de que la MLS no ceda ante el calendario futbolístico del mundo y mantenga sus propias fechas para coincidir en el calendario americano indica que tratarán de hacer en el soccer lo mismo que con sus otros deportes. Ser su propio universo.

Para lograrlo está claro que primero deberán tener a los mejores jugadores del planeta en la MLS y entonces sí estarían en situación hasta de sabotearle un Mundial a FIFA.

La rebeldía de los mejores clubes de Europa unidos para la creación de una Súper Liga debe ser tomada como motivación para concretar la integración futbolística de Norteamérica entre Liga MX y MLS. Algo que obviamente no le gusta a FIFA por que sabe que va perdiendo control sobre las confederaciones, ligas, equipos y jugadores que la conforman.

En los próximos años con la intención de sobrevivir y adaptarse a los nuevos mercados viviremos la transformación más importante del futbol en la época moderna.