FutbolFeed

@AldoFariasGzz

·
3 min
A
A

Los muros de la MLS

Pareciera como si nos hubieran cambiado al rival de Rayados para la vuelta de los Cuartos de Final. Ese es el efecto que la ausencia de Lucas Zelarayán tiene el Columbus de la MLS.

Y como este equipo muchos, por ejemplo el LAFC, que sin Carlos Vela se convierte en un equipo del montón. Esto que sucede con varios equipos de la liga estadounidense es el reflejo de uno de sus principales conflictos, que es la debilidad en su clase media.

Si comparas los mejores jugadores de la MLS con los mejores de la Liga MX el tiro está parejo, inclusive hasta pudieran ganar los de Estados Unidos, pero el futbol no es de tercias, al menos no por ahora.

Si mides los futbolistas jóvenes y de poco talento también pueden competir ambas ligas en el mismo escalón, pero en la clase media de los jugadores, que son la mayoría, es donde la Liga MX le toma buena ventaja a la MLS.

Esto es lo que sucede en un sistema con tope salarial y jugadores franquicias en el que hay dinero de sobra para contratar estrellas como Vela, Zlatan, Chicharito, Giovinco, Zelarayán, etc, pero billetes limitados para pagar los salarios de los jugadores promedio que al final de cuentas con los que sostienen el nivel general de una liga.

Hace tiempo grabamos un podcast con Jürgen Damm en el que imaginábamos una MLS sin tope salarial, en el que dueños como el del Atalanta United (Arthur Blank) podría ocupar su poderío económico en adquirir a los mejores jugadores del mundo.

Difícilmente veremos eso en la MLS durante los próximos años ya que son muy estrictos en su procesos, sin embargo considero que si en verdad les urge ganar la Liga de Campeones de la Concacaf para darle credibilidad deportiva a su proyecto deberían liberar los topes salariales y diseñarse cañonazos económicos para terminar con la supremacía de los mexicanos en el torneo.

Una cosa es la liga doméstica en la que todos los competidores se encuentran bajo las mismas circunstancias y otra cosa es competir contra instituciones de otras ligas como la mexicana con diferentes regulaciones y un poder económico similar.

Lucas Zelarayán es una especie de MVP para su equipo y hasta hace poco jugaba en la Liga MX, igual que Rodolfo Pizarro, Alan Pulido o Raúl Ruidiaz. Se dice que han buscado llevar a Gignac en los últimos años y se han llevado a técnicos como Diego Alonso y Matías Almeyda.

No hay duda que pueden arrebatar ese tipo de talento con el presupuesto de jugadores franquicia, hasta cierto punto es normal. Lo que llama la atención es que poco a poco la liga americana va siendo atractiva para jugadores de mediano nivel como ha pasado con Efraín Juárez o José Carlos van Rankin.

Si la MLS pretende superar a la Liga MX no sólo lo logrará con estrellas, tendrá que trabajar en sus jugadores promedio y tal vez abrir ampliar los topes salariales.

Imagino una Concachampions con equipos de la MLS reforzados para el torneo y me gusta. Hasta entonces la Liga MX sigue siendo considerablemente superior.