FutbolFeed

@AldoFariasGzz

·
2 min
A
A

El gol de visitante

Tremendo escándalo se armó en el mundo futbolístico por la decisión de quitar el gol de visitante como criterio de desempate en las Liguillas. Si hubiera sabido que me querían tanto, me quedaba más tiempo.

El principal objetivo de esta regla es provocar que los equipos visitantes que usualmente se defienden caigan en la tentación de buscar los goles de visitante y así conseguir como resultado final más espectáculo, o sea, más goles.

Pero, ¿qué pasa cuando el objetivo del reglamento no se cumple? Entonces probablemente sea una buena idea someterlo a discusión.

Según las estadísticas de la cuenta "Hora de Futbol", el promedio de goles anotados por partido en las Liguillas de los torneos cortos sin la regla de visitante es mayor (2.85) a la cifra que arrojan los últimos torneos (2.63), en los que el gol de visitante ha sido el principal criterio de desempate.

Esto quiere decir que, aunque en la percepción el gol de visitante nos brinda partidos espectaculares como los últimos de América y Cruz Azul, en la frialdad de los números se muestra otra cosa.

El otro argumentó por el que considero correcta la desaparición del gol de visitante es que el problema de la Liga MX no es la Liguilla, sino la fase regular.

Los Playoffs son divertidos, bien jugados y redituables para las partes de la industria, mientras que muchas jornadas son aburridas y no representan ingresos para la industria.

Entonces, ¿por qué bajarías la motivación de la fase regular cuando ese es precisamente el problema de la Liga?

No es que la posición en la tabla como criterio de desempate haga que los jugadores salgan a matarse cada semana, pero es un buen paso hacia el valor que cada semana debería tener en el futbol mexicano.

Podrá sonar descabellado, ya que la Liguilla es el principal ingreso económico de la Liga MX, sin embargo, la problemática del día a día que tiene nuestro fútbol mexicano es uno de los principales argumentos de todos aquellos que defienden los torneos largos y hacer al "superlíder" el campeón.

Todo es un ciclo, así que eventualmente la fuerza emitida hacia un lado será la misma hacia el otro. Esto quiere decir que, así como algún día el mercado estuvo saturado de los torneos largos y los torneos cortos emergieron como la solución, tarde o temprano pasará lo mismo hacia el lado opuesto.

Hay tantas posibilidades de levantar un trofeo por año para los equipos del futbol mexicano, que la posibilidad de saturar existe.

Lo más destacado de la presidencia de Mikel Arreola es llevar los problemas de la Liga MX al terreno de lo tangible. Tanto el gol de visitante como el tiempo efectivo de juego son perfectamente argumentables como posibles soluciones al nivel de la Liga MX.