@Faitelson_ESPN

martes 24 nov. 2020

Chivas, sólo Chivas...

El futbol mexicano y la Liguilla celebran y abrazan el regreso de uno de sus "hijos pródigos" y Chivas se ve a sí mismo en el espejo y se pregunta: ¿Qué tal si soy capaz del ganarle al América y eliminarlo? ¿Puedo soñar con todo?

No estoy aquí para caer en obviedades ni en conjeturas que podrían ser falsas. Hace unas semanas dije que me parecía imposible que Chivas fuese campeón y tache de mentiroso a Ricardo Peláez. Es muy posible que, como sucede con mucha frecuencia, tenga que tragarme esas palabras.

La realidad es que Chivas está de regreso en una Liguilla y todo mundo espera con ansiedad que, contra todos los pronósticos, sea capaz de ser un digno competidor. Es evidente que al futbol mexicano y a toda su industria, hoy, más que nunca, le urge que el famoso, añejo y tradicional club que sólo juega con mexicanos regrese a una Fase Final del campeonato. Sin saberlo, ni reconocerse como tal, Chivas es el "artista principal" de la Liguilla, aunque su futbol no goce aún de una reputación que le garantice protagonismo.

Ya la semana ha comenzado de forma diferente. El ánimo por un Clásico es total y abrumador y "borrará", de alguna u otra forma, del escenario los otros tres frentes de los Cuartos de Final. El América-Chivas acaparará los suspiros y generará interés y economía alrededor de la Liguilla. Eso es totalmente positivo, insisto, por los tiempos que el futbol afronta como industria.

En el plano futbolístico, lo más fácil sería decir que el América es gran favorito y que Chivas no tiene oportunidad de eliminarle. Y no es así. Es un Clásico y como tal, involucra otras muchas condiciones mas allá del futbol que pueden afectar el resultado.

Las Chivas que parecían indefensas, descobijadas, llenas de lesiones y de suspendidos por indisciplina, han renacido a partir del resultado en la reclasificación y de la oportunidad que tienen de enfrentar a su histórico y acérrimo rival, eliminarlo y de paso saltar a las Semifinales alimentados de un nuevo brío y fortaleza.

Esas Chivas saben lo que vale el choque ante el América y las consecuencias que puede traer la derrota y, sobre todo, la victoria.

El futbol mexicano se ha congraciado con el regreso de uno de sus grandes patrimonios a la fase de la Liguilla. Nadie concibe el futbol de México sin las Chivas en un nivel protagónico. Ése ha sido el primer paso.

El segundo dependerá de la forma en que afronte el juego ante el América. Si logra salir triunfante del Clásico, alimentará, sin duda, la delgada y corta mecha que le une a la pasión y el entusiasmo de su numeroso "pueblo".

Sí, hablamos de lo mismo. Para que usted lo entienda y para que yo me trague mis palabras: Si Chivas elimina al América, está para cualquier cosa, está para todo, incluso para ser campeón.