FutbolFeed

@Faitelson_ESPN

·
3 min
A
A

América: ¿Se viene la noche?

La verdad, no recuerdo una versión tan triste de un América de Miguel Herrera.

"Si seguimos así, se nos viene la noche...", acepta el propio entrenador del América.

No me gustaría caer en exageraciones, pero parece un equipo cansado, depresivo, carente de una idea de juego y lo que es aún peor: falto del espíritu americanista que exige la camiseta de este club.

El América deambula por la cancha "sin ton ni son", mientras no sabe cómo desprenderse de algunos jugadores y suspira por contrataciones que jamás llegarán.

Al mismo tiempo, la crítica externa -la de las redes sociales- impulsa la idea de que la solución más propicia -la que tendría a la mano la directiva- es cambiar de entrenador.

Lo primero que habrá que decir es que, en efecto, este América no "contagia" a nadie con su futbol. Necesita de una sacudida interna, que le dé salida a futbolistas como Roger Martínez, Andrés Ibarguen, Giovani Dos Santos. y quizá alguien más en el aparato defensivo que se ha vuelto viejo y lento, y otros elementos más que no han entendido lo que significa jugar para este club.

El América está lleno de futbolistas, tiene un plantel abundante, caro y aparentemente "rico", pero no alcanza a cubrir las expectativas del equipo.

No será sencillo para el América buscar soluciones en este mercado. Lo que sucederá es que tendrá que acudir a canjes aprovechando que tiene, insisto, futbolistas de renombre que quizá, en otros clubes, bajo otra clase de presiones, podrían terminar funcionando. En el América no.

El tema de Carlos Vela, que ha surgido como una "cortina de humo" alrededor de la crisis actual, me parece imposible por dos cosas: primero, el salario, los dineros que se manejan alrededor de Vela, y después, la propia mentalidad del futbolista.

Para ser concisos: no veo al América pagando 7 millones de dólares de sueldo a Vela y no veo a Vela viviendo en la Ciudad de México y "bajo el fuego" mediático de ser futbolista del América. Seguro que sería una buena solución a los problemas a que actualmente vive el equipo, pero se ve, evidentemente, complicado.

La posible salida de Miguel Herrera me parece un tema inadmisible. No podemos hablar de ello. No está ni debe estar en el temario. Sigue sin existir una mejor posibilidad para el América, a menos de que el propio "Piojo" sea el que muestre síntomas de cansancio o hasta un grado de aburrimiento en Coapa. Yo, definitivamente, no lo creo así.

El año ha sido terrible para el América. En el único torneo que valió se fue rápido de la Liguilla y a manos de su acérrimo rival, el Guadalajara.

El equipo jamás encontró regularidad, un estilo de juego que realmente cubriera sus necesidades y la de sus siempre apasionados aficionados.

El América está en horas bajas y no parece tener la forma de recuperarse con estos jugadores. Necesita de un cambio, de una transformación. Lo ha advertido el propio entrenador: "Se viene la noche...".