FutbolFeed

@Faitelson_ESPN

·
3 min
A
A

Sin miedo...

Tenemos tanto miedo de equivocarnos -cosa que es totalmente entendible- que muchas veces frenamos nuestro ímpetu y también nuestra obligación por reconocer lo que estamos viendo. El miedo a equivocarnos puede ser terrible y puede propiciar algo que no queremos en ninguna faceta de nuestra vida: la injusticia.

Y si hay un nombre por el que vale la pena tomar ese "riesgo" en el futbol ése es el de Cristiano Ronaldo.

He recibido cualquier cantidad de quejas y recriminaciones por considerar a CR7 como el mejor delantero en la historia del futbol. Mi colega -y amigo- Carlos Albert fue el primero: "Por principio de equidad y justicia. Yo jamás hago comparaciones cualitativas que abarquen toda la historia porque resultan injustas e inequitativas...". Y después siguió el legendario ex futbolista Carlos Reinoso: "Usted es joven", dice el símbolo americanista. "Tendría que decir que usted vio, porque para mí el más grande que existe y ha existido se llama Pelé".

Con todo respeto para los dos "Carlos": ¿Es en serio? Porque podemos diferir en gustos, en opiniones, pero de que esta ahí, esta ahí. Sus números y su calidad son irrefutables y han sido una muestra de superioridad, ambición, trabajo y disciplina que encumbran una de las más notables carreras futbolísticas de la historia.

Dejemos de lado que es el máximo goleador en activo del futbol. Dejemos de lado que es el máximo goleador activo del Real Madrid, de la Selección de Portugal y de la Champions League. Dejemos de lado todos los trofeos que ha cosechado y concentrémonos en lo que dice el propio Cristiano Ronaldo, porque esta frase lo sintetiza todo: "Tienes que trabajar, yo trato de hacerlo casi todos los días. No es por coincidencia, es porque yo trabajo extra fuera de la cancha. Mi obsesión por ganar y por tener éxito, trabajo por eso. El talento no es suficiente".

No estoy diciendo que CR7 sea el mejor futbolista de todos los tiempos. Llevarlo a esa perspectiva sería un tanto incorrecto. Yo creo que no entra en esa discusión, donde sí aparecen nombres como el de Pelé, Maradona, Di Stefano, Cruyff o el mismo Lionel Messi, pero sí que tiene todos y cada uno de los elementos para ser el mejor en su posición, mejor que los brasileños Ronaldo, Ronaldinho y Romario, mejor que el alemán Gerd Müller, el húngaro Puskas, el portugués Eusebio o el holandés Van Basten. Comprendo que el futbol es una cuestión de gustos. Lo que para mí es bueno, para otros puede ser malo y cada quien tiene la libertad y el derecho de admirar diferentes condiciones. Hay algunos hechos que, sin embargo, parecen totalmente incuestionables.

Entiendo que comparar tiempos y momentos conlleva un gran riesgo y que, en ese ejercicio, se pueden cometer grandes injusticias, pero darle la espalda a una carrera como la que propone este excepcional futbolista portugués es perpetrar otra injusticia, quizá de peores dimensiones. Tomaré ese riesgo, con todo el cuidado y el respeto que merece la historia de este maravilloso juego y algunos de los grandes exponentes que ha tenido en la cancha.

Sin miedo, Cristiano Ronaldo es, para mí, el mejor delantero que ha tenido el futbol...