@Faitelson_ESPN

martes 2 feb. 2021

555, 273, 619 razones...

He encontrado más de 555'273,619 (quinientos cincuenta y cinco millones, doscientos setenta y tres mil seiscientos diecinueve) razones para creer que Lionel Messi vale cada centavo de lo que dice su contrato.

El "faraónico" -para llamarle de la misma manera que el encabezado del diario El Mundo le ha puesto a la nota de revelación de su contrato- gol que Messi consiguió el domingo ante el Athletic de Bilbao -una autentica "obra de arte"- pasó a segundo y hasta a tercer término.

Fue una ejecución de un "domingo cualquiera" para el argentino, pero lo que realmente le ha dado la vuelta al mundo -gracias al diario El Mundo y a aquellos que filtraron la información- es el monto del contrato que Messi firmó con el Barcelona a partir del 2017. Son 555'237,619 millones de euros (casi 670 millones de dólares estadounidenses). Una barbaridad.

Lo que no entiendo es la necesidad que ha tenido el Barcelona y el propio entrenador Ronald Koeman de salir a buscar los culpables de la filtración. Que yo vea, el contrato de Messi no parece tener nada ilegal. Lo que parece confundir a todos es la situación económica por la cual atraviesa el club blaugrana y entonces, si se busca culpables, aparece el menos culpable de todos.

Messi no es responsable de la mala administración de algunos dirigentes y de las inversiones a través de contrataciones que no han funcionado en temas deportivos. Messi vale cada uno de los centavos que el club ha depositado en él y para corroborarlo, basta con echar un vistazo a los títulos y a los números que individualmente ha logrado el argentino en la camiseta del Barcelona.

Como el mejor futbolista de su generación y uno de los mejores de todos los tiempos, Messi debe cobrar lo que vale en el campo de juego. Y nadie puede refutarle absolutamente nada. Cada jornada, Messi entrega su máximo esfuerzo y su extraordinario nivel de juego. Habrá un antes y un después de Messi en la historia de este club, por encima de Cruyff, de Guardiola, de Kubala, de Ronaldinho, de Iniesta, de Xavi, de Luis Suárez (Miramontes) o de quien usted me diga y me cuente.

El Barcelona dio un paso portentoso como club de futbol a partir del genio, de la figura y de la personalidad de Messi. Si ha conseguido ese contrato es porque lo vale.

No entraremos en el juego improductivo de que un deportista no puede acceder a esas cantidades porque hay muchas personas que aportan cosas más trascendentes a la sociedad y no alcanzan a esas cifras. O quizá porque haya muchos pobres, mucha necesidad y hasta una pandemia de por medio. Messi gana eso porque es el mejor en lo que hace y porque la industria donde se desenvuelve se lo permite.

El otro tema tiene que ver con su inminente salida del club. Este nuevo episodio pudo haberle demostrado a Messi que sus verdaderos enemigos están en casa y que no vale la pena continuar con algo "se pudre" desde el interior.

Si la relación con el Barcelona, pensando en una renovación, estaba comprometida, hoy, lo está más que nunca.

Al final, haciendo "cuentas", Messi y el Barcelona están a mano. Nadie le debe nada a nadie...