FutbolFeed

@Faitelson_ESPN

·
2 min
A
A

¡Eureka, eureka!

¡Eureka, eureka! ¡Le quitan tres puntos al América en la mesa!

Histórico.

No se trataba del América y sí se trata o trataba del América.

Fue una magnífica oportunidad la que se le presentó a Yon de Luisa y a la Federación Mexicana de Futbol para ganar algo que no tienen: credibilidad.

El América fue acusado de una "alineación indebida".

Aunque el futbolista -Federico Viñas- no jugó ante el Atlas, estaba en el sitio equivocado, en la banca, y de acuerdo con el reglamento, es una "alineación indebida". A partir de ahí, lo que se hizo fue cumplir tácitamente el reglamento, un reglamento que histórica y ancestralmente el futbol mexicano ha utilizado, mutilado, humillado y aprovechado de acuerdo con los intereses que más les convienen.

El reglamento es el reglamento. No está para interpretarse. Está para cumplirse a rajatabla, sin importar el color de la camiseta, su influencia o qué intereses persiga.

Si Diego Cocca, entrenador del Atlas, cambió algún pensamiento o incluso decisión porque vio a Federico Viñas en la banca del América, ya hay una afectación, haya jugado o no el uruguayo.

Una cosa es jugar y la otra participar. Viñas participó. De lo contrario, las bancas serían libres para 30 o 40 jugadores.

Me ha llamado la atención la pasividad del Atlas en el tema. No sólo fue el afectado, también, dada su situación en la Tabla de Cocientes, esos puntos podrían ayudarles al final de la temporada cuando tengan que enfrentar la multa de los últimos puestos. El Atlas esperó hasta el final para ejercer el derecho que por reglamento le correspondía.

¿Será que los grandes negocios e intereses que rodean a ambas instituciones terminaron pesando?

El verdadero ganador de la noche es la credibilidad del futbol mexicano.

Por lo demás, vale la pena revisar el reglamento para que un equipo no gane 3 puntos que no merece... El mejor triunfo del Atlas en la historia: ¡Un 3-0 sobre el América! ¡Se mete a la Liguilla!

Por años, nos guste o no, y sin poder probar que es totalmente cierto, hemos vivido rodeados de sospechas e historias que se refieren a que el América es un club que recibe ayuda, de los árbitros y del poder que emana su figura y quien lo representa. Al menos por esta noche, las cosas fueron distintas. Es para celebrarlo. Se respetó el reglamento, algo que no sucede frecuentemente en nuestro futbol...