FutbolFeed

@Faitelson_ESPN

·
3 min
A
A

Algo más que 3 puntos

Esta pregunta se la podemos hacer al señor Santiago Baños: ¿Y qué pasa si el América no se mete directamente a la Liguilla por falta de esos 3 puntos que perdió en la mesa? ¿De quién es la responsabilidad? ¿Cómo puede un error administrativo "destruir" el trabajo y la entrega de un plantel?

Sólo unas horas más tarde, el América "hace trizas" el elegante y honroso boletín que emitió el lunes como institución luego de que la Comisión Disciplinaria decidiera aplicar el reglamento -algo verdaderamente "extraordinario" en nuestro futbol-.

Baños, el presidente deportivo del América, le ha dicho a la cadena TUDN que, para no afectar la imagen del futbol mexicano, el club decidió no acudir al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo).

Increíble e impresentable postura de quien podría ser el máximo responsable de la situación que le ha quitado puntos al América que se ganó, con justicia deportiva, en la cancha de juego.

En lugar de amenazar con acudir al TAS, Baños debería asumir responsabilidades. Ofrecerle una disculpa a Santiago Solari y a su cuerpo técnico, a los futbolistas del América y en especial al joven uruguayo Federico Viñas, cuyo nombre se ha manchado sin culpabilidad alguna.

Baños debe entender que no puede ir a ningún tribunal de justicia internacional cuando sabe que el América incumplió un reglamento, aunque ese reglamento sea obsoleto y ambiguo.

El América cometió un error y alguien debería dar un paso hacia el frente para que los futbolistas y el entrenador se sientan respaldados.

Futbolísticamente, el América no ha encontrado todavía los fundamentos para sentirse "a salvo".

El equipo logra resultados, pero lo hace con un futbol escaso, pobre, lejos de una espectacularidad y alejado por completo de los estándares y los parámetros que exige la historia del club.

Todo hace indicar que los puntos no le sobrarán al final y que no tiene las condiciones esta vez -algo casi prohibido en el decálogo del americanismo- de contender por el campeonato de la Liga. Y a todo ello, le sumamos un error que no debió existir y que le ha costado pagar con puntos que no regresan.

La relación de confianza entre el entrenador, los futbolistas y la parte administrativa del América ha sufrido un resquebrajo que no se resuelve acudiendo al TAS ni implorando que el espíritu o la esencia del reglamento aplicado estaban equivocados.

Alguien cometió un error en el América y debe pagar por ello. De lo contrario, dejarlo impune, sería tanto como deshonrar el profesionalismo de los futbolistas y del entrenador.

El América perdió algo más que 3 puntos el lunes, porque cuando las cuentas no le salgan al entrenador o a este plantel de futbolistas, siempre habrá una coartada, un rincón en el cual guarecerse: nos despojaron de 3 puntos por un tema ajeno al futbol.

Lo mejor que podría hacer Santiago Baños es presentar su renuncia. Con ello, no le devolverá los 3 puntos al América, pero cerrará "una herida" que en cualquier momento puede volverse a abrir.