FutbolFeed

@Faitelson_ESPN

·
3 min
A
A

¿A quién engañas, Chivas?

Chivas ha vuelto a ser un "animador" del futbol mexicano. El problema es que anima las Reclasificaciones y navega por mares donde la mediocridad y las penurias sacuden las velas de su embarcación. Chivas se ha transformado en un protagonista del morbo, de la dolencia, de la resignación. Juega con su historia por delante, ilusiona a millones y luego se desmorona porque en el futbol los milagros cada vez existen menos y no tiene los elementos para contender por el campeonato. Chivas se disfraza de protagonista y solo es un "animador" del morbo.

Lejos están aquellos días donde desde que rodaba el balón, había que contar con el Guadalajara como un serio aspirante el título. Hoy, ha consumado una temporada donde los punteros -sus antiguos compañeros de "bancada grande", Cruz Azul y América- han logrado el doble de puntos. Chivas se siente al nivel de ellos, pero, finta, engaña, matiza su juego e intenta mantener una postura que en realidad no tiene. El Chivas que conocimos alguna vez, el que esparcía ilusiones mientras jugaba en la cancha, hoy, juega con el morbo en la cabeza y en los pies y no es garantía de nada.

Al final, todo parece recaer en los futbolistas. No hay un rendimiento regular en su juego que sea capaz de prometer algo diferente a la mediocridad que los ha acompañado. Y el problema es que no es por falta de talento o de capacidad. La tienen y de sobra. Es un tema de mentalidad. Muchos de ellos -los que trajo Peláez en el último paquete de compras- no tienen la capacidad de entender lo que significa la camiseta de Chivas. Y la cantera, que debe ser la "fuente de la inspiración, felicidad y sueños" de este club -tal y como profesaba una y otra vez Don Jorge Vergara- no ha producido al nivel que debemos esperar de ella. El colmo es que un futbolista como JJ Macías, con las características necesarias para ser el líder y la estrella de su generación, ha preferido vincularse al sitio de la irregularidad que del alto rendimiento.

No creo que esto de resuelva cambiando al entrenador. Víctor Manuel Vucetich está lejos, muy lejos del nivel mediocre de este equipo. Amaury Vergara se ha rodeado de la gente correcta -tanto Peláez como Vucetich- son dos personajes profesionales, inteligentes y ganadores de nuestro futbol. Sigo pensando que no todos en el plantel entienden la responsabilidad que se le exige y se espera de un futbolista de Chivas. El Guadalajara es un club suigéneris y desde el momento en que se apega a su filosofía y tradición de jugar solo con nativos debe hacer un doble esfuerzo, al mismo tiempo en que buscar ser protagonista, debe arreglárselas para reactivar su producción de jugadores. Chivas no es nadie si no cree en el futuro a través de su propia "sangre" y de lo que sea capaz de generar en Verde Valle.

Chivas está, otra vez, en Repechaje, pero ha vuelto a quedar fuera de los 8 mejores en cuanto a puntos. El torneo anterior, que a la postre significó su regreso a la Liguilla luego de 5 temporadas consecutivas ausentándose, figuró al menos en la franja de 8 máximos contendientes. Hoy, ha acudido al benévolo cambio del formato de competencia para adherirse a la esperanza de competir... ¿Competir por qué? ¿Por el título? No, esa sería una mentira y Chivas es un club de abolengo e historia que no le puede mentir a sus aficionados.

Chivas es un "animador", pero un animador del morbo. Hoy, quiere meterse a la Liguilla vía el Repechaje y luego aspirar a jugar entre los mejores por el trofeo. Eso no existe. La realidad es otra y a nadie podemos engañar.