FutbolFeed

@Faitelson_ESPN

·
3 min
A
A

Azul profundo

Hace tiempo que dejó de tratarse de la cancha, pero este Cruz Azul, en especifico, quiere que sea sólo un tema de futbol, de futbol y de nada más que futbol...

Emergió en la cultura popular, cuando en cualquier mañana de sábado, en una charla entre amigos, con el café sobre la mesa, alguien hace referencia a un objetivo que, por más que lucha y lucha, no lo puede lograr.

"Te pareces a Cruz Azul, carajo...". Y enseguida irrumpen las risas antes de que uno señale al otro y con una carcajada abierta lo acuse: "La estás cruzazuleando, wey".

Lo de Cruz Azul se ha transformado en un fenómeno que hace tiempo dejó de ser futbol para apegarse más a tonos de burla y de recriminación, para algunos, y de pena y temor, para otros.

Pero, Juan Reynoso ha logrado que este grupo de futbolistas se concentre en el único sitio donde ellos tienen la capacidad de cambiar la historia: en el juego, en el balón, en la cancha. Y ahí, las cosas le siguen saliendo a este club.

La versión azul de los primeros 270 minutos de la Liguilla (la mitad de lo que, en apariencia, deben jugar para salir campeones) ha mostrado la cara de un equipo distinto al que afrontó con gran éxito el torneo regular: el Cruz Azul de los 41 puntos, que volaba y goleaba rivales en la cancha, se ha convertido en un equipo más calculador, más serio, más precavido y que cuida que cada pieza esté en su lugar.

Reynoso cometió un error, aceptado por él mismo en La Bombonera, en el inicio de estás finales cuando afrontó el juego en Toluca sin Jonathan Rodríguez en la alineación. Luego, entendió, que, aunque sea como un mensaje para su propio equipo y para los rivales, era importante contar con el uruguayo de inicio en las siguientes alineaciones.

Y así lo ha hecho, pero mientras los aficionados y la critica esperábamos a un Cruz Azul desbocado, envalentonado, presumido y atrevido, nos hemos encontrado con una versión mucho más apegada a la inteligencia y al control de las emociones del juego.

"Veníamos a una cancha donde el equipo local les había hecho 4 y 3 goles a sus rivales en los últimos dos juegos", explica Reynoso en la conferencia de prensa en Pachuca. "Claro que nos vamos satisfechos con el 0 por 0".

La frase expone a la perfección la forma calculadora y exacta con la que Cruz Azul está afrontando el proceso de la Liguilla, recordando cada una de las atenuantes y de las complejas condiciones que afrontaron en el pasado.

¿Cuál es -si existe acaso- una garantía de que este Cruz Azul no se desvanecerá, nuevamente, en la "hora cero" de la Liguilla? Yo creo que es la madurez y la concentración de este plantel, y la instrucción clara y precisa de Reynoso de abocarse a lo que realmente está en las manos (o en los pies) del futbolista: la cancha de juego.

No salgan de ahí, parece ser la instrucción. Quédense en ella, donde ustedes tienen todo el poder de transformar los hechos, de olvidar los paradigmas, las burlas y las provocaciones y generar una historia diferente. Píntenla de azul, de un azul profundo, donde nada ni nadie pueda afectarles.