@FJG_TD

jueves 14 ene. 2021

Brasil está de vuelta

De los últimos 10 campeones de la Copa Libertadores de América, seis habrán sido brasileños.

La Final entre Santos y Palmeiras definirá al ganador de la edición actual, con lo que la distancia entre Argentina con 25 títulos y Brasil, que llegará a 20, se acorta ante la mirada lejana de todos los demás. Uruguay es tercero con ocho.

Las Semifinales emparejaron a equipos de los dos países con mayor potencia y rivalidad: River se enfrentó a Palmeiras y Boca Juniors al Santos.

Lo que parecía una demolición por el tres a cero como visitante de Palmeiras en la cancha del Independiente -que es donde se celebró el juego- se convirtió en una actuación llena de gallardía en la vuelta, con River buscando hasta el final el gol heroico.

El dos a cero no le fue suficiente, y la elegancia del técnico millonario, Marcelo Gallardo, fue mejor aun que la digna actuación de su club: evitó hablar del VAR y del arbitraje, que sobre la reposición -que duró más de 10 minutos- le quitó un posible penal sin siquiera ser revisado.

A Boca no le fue tan bien en la impresión final, aunque el resultado es básicamente el mismo: se quedó en Semifinales.

El empate sin goles de la ida en La Bombonera fue rematado por un tres a cero a favor del Santos que contra lo característico del orgullo y competitividad argentina, fue criticado por la tibieza y poca determinación boquense.

Miguel Ángel Russo, su técnico, también ofreció pese a ello un discurso congruente, al decirse único responsable del desastre.

Desde 2005 en que dos equipos brasileños disputaron la Final en dos ocasiones al hilo, no se había repetido tal dominio.

Y por segundo año consecutivo, tras la coronación del Flamengo en la edición anterior, el futbol brasileño volverá a tener al campeón.

Santos llega con menos raspones, pero...

Hasta hace un par de décadas, el futbol brasileño era el prototipo que todo mundo admiraba, y sólo en algunos casos podía ser imitado. Su técnica individual suele entregar ejemplares que están destinados desde su debut a ser inmortalizados en el museo del futbol mundial algún día.

Sin embargo, entre los mejores jugadores del mundo según la votación mundial de la FIFA, solamente uno de los 11 finalistas fue brasileño: Neymar, cocinado a fuego en Europa tras ser lanzado al mundo por el Santos precisamente.

Un polaco -Lewandowski- es el mejor de todos, rebasando por primera vez desde 2006 a Messi y Cristiano Ronaldo, que acapararon la cúspide todo ese tiempo.

En la incipiente eliminatoria sudamericana para el Mundial de Qatar, Brasil ha ganado sus cuatro partidos, marcando 10 goles sin aceptar ninguno.

¿Son todos estos indicios sólidos sobre la amenaza de Brasil para amenazar de nuevo a los europeos?

Al menos, está tomando impulso.