@rgomezjunco

jueves 26 nov. 2020

Uno de los 4 más grandes

Para muchos, Diego Armando Maradona ha sido el mejor futbolista de todos, para muchos otros no. En mi caso lo ubico, sin duda alguna, entre los cuatro más grandes jugadores en la historia del futbol, incomparables entre ellos.

Y por eso los menciono en estricto orden de aparición: Pelé, Cruyff, Maradona y Messi. Cuatro futbolistas de otro nivel.

Cada uno el mejor en su época, aunque algunas de ellas se traslaparon: la parte inicial de Cruyff con la parte final de Pelé, y el inicio de Maradona con el final de Cruyff.

La figura de Maradona fue muy polémica fuera de la cancha, pero adentro no había polémica alguna; todos lo reconocían como el más grande de los futbolistas en su momento.

No era fácil vivir con un éxito de ese tamaño, no tuvo quizá la preparación necesaria ni fue adecuadamente asesorado como para asimilar plenamente ese estatus de máxima figura, de grandiosa estrella del futbol.

Los contrastes de Maradona, incluso dentro de la cancha, quedan ejemplificados mejor que nunca en aquel partido ante los ingleses en la Copa del Mundo del 86. Del gol de la trampa al gol del genio, al gol del artista con la pelota pegada al pie izquierdo. En un lapso de siete u ocho minutos alcanzó esos dos extremos la incomparable figura de Diego Armando Maradona.

Un grandioso futbolista cuya muerte prematura tiene conmocionado al mundo del futbol, que no lo olvidará nunca.