FutbolFeed

@rgomezjunco

·
3 min
A
A

Limpiar para avanzar

La primera jornada del Guardianes Clausura 2021 ofreció en términos generales el futbol que se esperaba.

Una jornada inicial que podría calificarse como normal, considerando el poco tiempo que la mayoría de los equipos tuvo para prepararse debidamente.

Con varios de ellos, entre los que se supone que aspiran al título, muy lejos de su nivel óptimo; como el América, las Chivas, el León, el Cruz Azul, el Monterrey, el Pachuca, el Toluca... e incluso los Tigres.

Si ese futbol desplegado por algunos resulta comprensible en una primera jornada, no lo será tanto después de tres o cuatro, cuando ya deberá aflorar el verdadero potencial de cada contendiente.

Pero cuando apenas inicia el torneo y quedamos a la espera de que surja en cada equipo su mejor futbol posible, lo que para variar vuelve a surgir es otro de esos temas extra-cancha que tanto inciden en lo que a final de cuentas sucede adentro.

En esta ocasión, el futbolero tema del momento es colocado en la palestra por Amir Ibrahim, director del portal ElQuintanaRoo.mx , cuyo indispensable rigor periodístico quedó fielmente plasmado en aquel caso de Gustavo Matosas destapado en octubre de 2019, que le costó al otrora prestigiado director técnico uruguayo su salida del San Luis y del balompié mexicano.

Ahora, con su reportaje de El Cártel del Gol, corrupción en el futbol mexicano, la red de Greg Taylor, Ibrahim le entra sin empacho alguno a ese asunto de los turbios manejos entre promotores, dirigentes y directores técnicos; algo que muchos sospechamos pero que sólo puede ser demostrado y comprobado con una investigación exhaustiva y a fondo como ésta.

En su bien documentado reportaje, Amir apunta que "Para comprender qué es el 'Cártel del Gol' y cómo opera, debemos concebirlo como una organización muy bien estructurada y maquillada entre promotores, prestanombres, empresas fachada, directores técnicos y directivos, cuyo objetivo primordial es el obtener las máximas ganancias posibles mediante la compra-venta de jugadores a sobreprecio, así como la evasión de impuestos".

El modus operandi, maquiavélicamente sencillo: el promotor consigue los derechos de futbolistas al menor costo posible, coloca a sus directores técnicos en los distintos equipos y después les exige a éstos armarse con esos futbolistas convenientemente encarecidos.

¿Puede algún director técnico quedar atrapado en una red como ésa casi casi sin darse cuenta, sin entender cabalmente cómo funciona, sin saber a ciencia cierta de lo ilícito del sustento que le permite a dicha red extenderse y arraigarse?

Tal vez sí, y por eso se antoja obligado que cada uno de los ahí mencionados aclare su postura y explique cuál es el nivel de su involucramiento, o no, en el escabroso asunto.

Y en este caso resulta urgente, sobre todo, que la Liga MX se pronuncie claramente, investigue a profundidad el asunto, divulgue con total transparencia los resultados de su propia investigación y después proceda y sancione en consecuencia.

Transparentar y limpiar para avanzar... o seguir atorados en el lodo. He ahí la cuestión.

¿Les interesará desatorarse?