FutbolFeed

@rgomezjunco

·
2 min
A
A

Reglamento pandémico

Los altos mandos de nuestro futbol están obligados a reaccionar como lo ameritan las circunstancias.

Le urge a la Liga MX, en las actuales e inquietantes condiciones pandémicas que prevalecen dentro y alrededor del balompié mexicano, elaborar reglas claras para enfrentarlas.

Pulir los protocolos y establecer, o si ya están establecidas revisar y actualizar, las reglas relacionadas con el coronavirus y sus estragos con respecto al futbol.

Una urgencia más evidente que nunca a partir del reciente y escabroso asunto "Monterrey-Covid-América".

Todo parece indicar que -sin saberlo porque no existía prueba alguna que se los confirmara o así lo asegurara- los Rayados jugaron su partido ante el América con varios de los jugadores albiazules ya contagiados.

En la más reciente prueba que se les había realizado, entre los jugadores del Monterrey hubo dos que dieron positivo para el Covid-19, y que por lo tanto fueron aislados y descartados para ese partido contra el América.

Como los demás salieron negativo en dicha prueba, siguieron con su trabajo normal rumbo a ese partido, sin poder saber que al mismo llegarían ya contagiados, porque dicha prueba se había realizado diez días antes de ese partido, y por el propio proceso y "tiempo de incubación" del contagioso y altamente peligroso virus.

Como lamentable secuela, dos días después de ese partido varios jugadores de la escuadra regiomontana salieron positivo en la siguiente prueba, lo que encendió el foco de alarma en el América, en donde al realizar las pruebas correspondientes se confirmó el contagio de tres de sus jugadores.

De inmediato surgió la molestia del América, que por medio de un comunicado oficial nada diplomático le reclamó al Monterrey la supuesta negligencia, lo que orilló al club rayado a responder con otro comunicado para aclarar las cosas.

Más allá de esos estériles dimes y diretes entre ambas instituciones, la realidad es que para reducir el riesgo en ese sentido -para disminuir las probabilidades de contagio- las que ayudarían mucho serían dos medidas indispensables: realizar esas pruebas de PCR con mayor frecuencia, y llevarlas a cabo lo más cerca posible del partido en turno.

En lugar de satanizar al Monterrey, entender que este es un problema de todos y buscar los mecanismos necesarios para encararlo lo mejor posible; entre otras cosas, para no volver a verse en la necesidad de suspender el torneo.

Empezar por realizar esas pruebas de detección del Covid-19 con mayor frecuencia y más cercanas al inicio de cada jornada.

Y tal vez además, para ser más tajante, no aceptar que los equipos reprogramen sus partidos por cuestión de contagios, para así obligarlos a extremar precauciones. O por lo menos establecer que sólo se les permitirá postergar algún encuentro a partir de cierta cantidad de jugadores contagiados.

Elaborar con inteligencia, claridad y transparencia esa especie de "reglamento pandémico" urgente... y aplicarlo como se debe.

A ver si son capaces de reaccionar adecuadamente ante la urgencia.