FutbolFeed

@rgomezjunco

·
3 min
A
A

Futbol de cancha

Vuelve el futbol de la cancha a pelear por el espacio que una y otra vez le quita el de la mesa.

El Guardianes Clausura 2021 llega a la octava jornada después de los dos casos que durante varios días acapararon la futbolera atención.

Primero, la decisión confusamente reglamentaria pero evidentemente injusta de otorgarle al Atlas los tres puntos que el América había ganado donde los puntos deben ganarse, en la cancha.

Y después, la otro decisión de la Comisión Disciplinaria -esa sí por completo razonable y bien sustentada- de no aplicar ningún castigo para el jugador del San Luis acusado por el Santos-Laguna de haber proferido insultos racistas, pero sin elemento sólido alguno que sirviera para probar fehacientemente dicha acusación.

No había cómo sancionar a Germán Berterame o a quien fuera solamente porque Félix Torres se haya quejado diciendo que fue insultado sin saber siquiera quién lo insultó, o porque sus compañeros jugadores o algunos de sus dirigentes digan que en el vestidor él les dijo que le habían dicho no sabemos bien qué ni cómo.

Por un lado, es indudable que sigue cayéndose en exageraciones al momento de juzgar los intercambios de imprecaciones e insultos que entre jugadores suelen producirse en un partido de futbol, vulnerando por completo el tácito pero tradicional y sensato principio de "lo que se diga en la cancha se queda en la cancha".

Pero por otra parte también es cierto que en los tiempos actuales el tema de la discriminación racial es especialmente delicado, y que uno de los grandes aciertos recientes de la FIFA (plagada de errores en tantos otros asuntos) es el de haber asumido como bandera el empeño de erradicar en el futbol las manifestaciones racistas, castigándolas con severidad.

Sin ambages ni medias tintas, el futbol mexicano debe alinearse por completo en ese empeño y sancionar drásticamente (siempre y cuando la culpabilidad sea demostrada) a quien perciba el color de la piel como "oportunidad" para insultar.

Por lo pronto, que por favor sea el futbol que se juega en la cancha lo que sobresalga, como empezó a sobresalir en el arranque de la octava jornada, cuando en el San Luis vs Tigres del jueves la escuadra felina ofreció una de las mejores actuaciones que se le hayan visto y superó con holgura a su adversario potosino en cuanto al futbol desplegado, aunque no fue capaz de reflejar en el marcador el abrumador dominio y terminó siendo empatada en la última jugada, por la vía de otro de los grandes cabezazos de Nico Ibáñez; en un partido en el que, además, Juan David Castro se había encargado de anotar el mejor gol en lo que va del torneo.

Hoy, esta octava jornada tendrá el más atractivo de sus encuentros, cuando en su cancha el León, el equipo que mejor jugó en el anterior torneo, se enfrente al que mejor ha jugado en éste: el Cruz Azul.

Una octava jornada a la que, por cierto, como caso raro llegaron los 18 equipos con los mismos directores técnicos con los que iniciaron el torneo.

¿Llegarán a diez... y será el futbol de la cancha el que se imponga como tema?