FutbolFeed

@rgomezjunco

·
3 min
A
A

La geografía del futbol

Ayer iniciaron los Cuartos de Final de la Champions League... y los Octavos de la "Conca".

Dos torneos de muy distinto nivel, pero que deben ser jugados con la debida seriedad por los respectivos contendientes, porque "ahí les tocó vivir".

En su provisional cancha del Alfredo Di Stéfano, con menores dificultades que las previstas el poderoso Real Madrid se impuso a un decadente Liverpool con un inobjetable 3-1 que en realidad se quedó corto al reflejar la superioridad merengue manifestada en este partido.

Y mientras el conjunto español allanaba con pasmosa facilidad la débil resistencia opuesta por los desconcertados ingleses, otra de las escuadras británicas aun vigentes en esta edición de la Champions, el Manchester City, batallaba mucho más que lo supuesto para finalmente imponerse como anfitrión al Borussia Dortmund con un apretado 2-1; este sí un marcador que refleja con fidelidad lo sucedido en la cancha.

Para redondear esta jornada, hoy se jugarán los otros 2 partidos de ida de estos Cuartos de Final: el Porto "recibirá" al Chelsea en el Sánchez-Pizjuán de Sevilla, para así iniciar esta serie de la que saldrá el más sorprendente de los semifinalistas (porque tan sorpresivo como cualquiera de ellos solamente lo sería el Borussia en caso de eliminar al City); y en cancha muniquesa, en el Allianz Arena, se enfrentarán 2 equipos que podrían ser señalados como el 1 y el 3 ó 4 en cuanto a probabilidades de alzarse con la corona: el Bayern Múnich y el Paris Saint Germain.

Y mientras todo eso sucede en el torneo de clubes de más alto nivel en el mundo, en los "concakafkianos" lares inició la fase de Octavos de Final de una competencia en la que para variar los 4 principales favoritos para quedarse con el título son mexicanos.

En una neutral cancha dominicana, el Cruz Azul jugó ayer en la noche ante la modesta escuadra haitiana de Arcahaie, en una eliminatoria que de antemano lucía de mero trámite para el conjunto celeste.

Mucho más equilibrada, en teoría, es la serie entre el León y el Toronto FC, que esta noche tendrá su "primer tiempo" en la cancha de un equipo esmeralda cada vez más cerca del magnífico nivel que hace menos de 4 meses lo llevó a la obtención del título de campeón en el Guardianes 2020.

Y unas horas después, en la cancha hondureña de Tegucigalpa, el Olimpia recibirá al América, el equipo mexicano que mayor grado de dificultad, aparentemente, deberá encarar en estos Octavos.

Mañana, los partidos de ida de esta fase culminarán cuando el Monterrey juegue en Santo Domingo ante el Atlético Pantoja, en la misma cancha en la que ayer jugó el Cruz Azul.

Si de niveles se trata, evidentemente la "Concachampions" (Liga de Campeones de Concacaf) está varios escalones abajo de la Champions Ligue, pero es el ineludible factor geográfico el que obliga a los equipos mexicanos a competir en ese torneo, por lo menos mientras los de pantalón largo no sean capaces de conciliar los diversos intereses para lograr el regreso a Copa Libertadores, si es que les interesa como debería interesarles.

Si acá les tocó vivir y ahí les toca jugar... que se empeñen en hacerlo lo mejor posible.