FutbolFeed

@rgomezjunco

·
3 min
A
A

Caso único

Hoy inicia la Liguilla con el Toluca vs Cruz Azul y el Atlas vs Puebla.

Mañana, con el Pachuca vs América y el Santos-Laguna vs Monterrey, serán completados estos partidos de ida de los Cuartos de Final.

Unos Cuartos de Final en los que el Cruz Azul luce como claro favorito sobre el Toluca, pero que en las otras tres series presentan duelos que en teoría lucen prácticamente "para cualquiera".

Puesto en probabilidades de convertirse en semifinalistas, más o menos Cruz Azul 74%, América 62, Puebla 57, Monterrey 53, Santos-Laguna 47, Atlas 43, Pachuca 38 y Toluca 26.

Mientras descubrimos qué tanto la práctica contradice a la teoría, mientras vamos viendo el nivel de futbol que esta Liguilla ofrece, mientras empezamos a constatar cuáles equipos juegan como deberían jugar y cuáles no, mientras los ya eliminados aciertan o fallan en el diagnóstico que les permita ampliar sus probabilidades de eludir el siguiente fracaso, mientras en las Chivas se animan a reconocer cabalmente el propio para así aspirar a corregir el rumbo, mientras todo eso sucede o deja de suceder, hay un caso que amerita mención aparte y ofrece abundante material para el comentario: el inusitado caso de Ricardo Ferretti.

En ésta su recién concluida tercera etapa de 11 AÑOS al frente de los Tigres, simple y sencillamente Ferretti ganó lo que nunca un director técnico ha ganado con equipo mexicano alguno.

CINCO ligas y otros cinco títulos (por no hablar de las finales perdidas, sobre todo las de Copa Libertadores y el Mundial de Clubes, subcampeonatos que ya quisieran otros equipos y otros técnicos), dejan plena constancia de lo que el "Tuca" ha sido para este equipo.

Un caso único en el futbol mexicano, porque está cumpliendo 30 AÑOS de dirigir ininterrumpidamente, sin haber dejado inconcluso un solo torneo.

Nadie en nuestro futbol ha dirigido tantos partidos, nadie ha obtenido desde la banca tantos triunfos ni participado en tantas liguillas como Ferretti lo ha hecho.

Si conjugamos calidad y cantidad, no hay director técnico en la historia de nuestra Liga que pueda compararse con él y salir bien librado en la comparación.

De ese tamaño es el legado del famoso "Tuca" en el futbol mexicano en general y con los Tigres en particular, y acorde con el mismo debió haber sido el cierre de su brillante tercer ciclo al frente de este equipo; pero al no serlo, paradójicamente y en buena medida el vergonzoso cierre les concedió algo de razón a quienes de antemano habían decidido que dicho ciclo ya concluyera.

Con el pobre desempeño en sus dos últimos partidos jugados en canchas tapatías, quedó fehacientemente demostrado que a varios jugadores, que deberían estar muy agradecidos con Ferretti, ya les falta futbol, o les faltan piernas... o les faltó vergüenza.

Así cristalizó el rotundo fracaso -en este torneo- de los otrora poderosos Tigres, aun más rotundo que el de las Chivas y ambos bastante mayores que el del León, único equipo cuyo futbol sí se extrañará en la Liguilla que hoy inicia.

A ver quiénes la juegan como se debe... y dónde sigue dirigiendo el ejemplar "Tuca".