FutbolFeed

@rgomezjunco

·
3 min
A
A

En el umbral

Hoy y mañana saldrán sendos finalistas de este Guardianes Clausura 2021, aunque uno de ellos en realidad ya esté apuntado.

Como el eficiente y contundente Santos-Laguna está prácticamente inscrito en la Gran Final (aunque mañana deba cumplir al visitar al desinflado Puebla con el requisito de inscribirse oficialmente), realmente sólo resta saber si esa última instancia el conjunto santista la cerrará el domingo 30 en la cancha del Estadio Azteca ante el poderoso y consistente Cruz Azul, o en su propia cancha lagunera ante el ascendente y peligroso Pachuca.

Después del cerrado duelo del miércoles (en el que ambos equipos fueron mucho mejores para inhibir el juego del otro que para desarrollar el propio), hoy el Cruz Azul y el Pachuca escribirán el segundo capítulo de esta serie, seguramente muy distinto al primero en cuanto a la intención ofensiva que muestre y la postura que asuma cada contendiente.

Sobre todo en este partido de hoy -porque lo de mañana se antoja resuelto- esperamos grandes cosas del futbol que se ofrezca en la cancha... y una imagen más limpia ofrecida desde las tribunas.

Porque los partidos de ida de estas Semifinales fueron imperdonablemente manchados con lo que en condiciones normales serían "marcos esplendorosos" pero en las actuales resultaron vergonzosos: tanto en el estadio de Pachuca como en el del Santos-Laguna, solapados por las correspondientes autoridades, con total desparpajo y abierto descaro los respectivos dirigentes vulneraron la "sana distancia" promovida y acordada por la Liga MX y sus necesarios protocolos para esta lacerante etapa de la pandemia todavía vigente aunque afortunadamente de salida.

Así los dirigentes hidalguenses y los laguneros volvieron a dejar constancia del motor que los mueve: lo primero es el dinero y lo demás no importa. La avidez económica por encima de la responsabilidad social y el sentido común.

Deplorables características que no son exclusivas de los dirigentes mexicanos, como lo confirma el inusitado caso del River Plate, que el reciente miércoles realizó la hazaña de ganar un partido de Copa Libertadores sin la posibilidad de hacer cambios y utilizando a un portero que no lo es (Enzo Pérez), todo ello por culpa del Covid-19 y por obra y gracia de la estrechez mental de los jerarcas de la Conmebol, quienes así confirmaron ser tan "concakafkianos" como los de acá.

Por eso es mejor olvidarse un rato de los de pantalón largo y voltear a ver el futbol que nos puedan ofrecer los de corto, empezando por el crucial partido que hoy se jugará en el Estadio Azteca.

¿Y como porcentajes de probabilidades para instalarse en la Gran Final de este Guardianes Clausura 2021?

Tal vez, más o menos, el Santos-Laguna 95%, el Cruz Azul 54, el Pachuca 46 y el Puebla 5.

O sea que la escuadra de Reynoso está cerca, la de Pezzolano no tanto, la de Larcamón lejísimos... y la de Almada en el umbral.

De hoy a mañana sabremos a ciencia cierta quiénes lo atraviesan y con qué futbol.

Ojalá sea del bueno.