FutbolFeed

@rgomezjunco

·
3 min
A
A

Semana de Finales

Hoy se juega la primera de las cuatro Finales más visibles en estos futboleros lares.

En el Arena Gdansk, en Polonia, el Manchester United y el Villarreal disputarán el título de la Europa League, un título que en este caso -si nos atenemos a la historia de cada finalista- no representaría gran cosa para uno pero sí muchísimo para el otro.

No representaría tanto para el Manchester United, porque además de un título en este torneo y de tantos campeonatos ganados en Inglaterra, cuenta en su haber, sobre todo, con TRES títulos de Champions League.

Caso muy distinto al del Villarreal, cuyo máximo logro en su historia ha sido un subcampeonato en España, en 2008, por lo que evidentemente hoy escribiría su página más brillante si obtuviera el título en esta especie de "torneo de consolación" en el que juegan los equipos europeos que no alcanzan a ubicarse en la élite de los mejores.

Dentro de esa élite cada año inscrita en la Champions League, en esta edición 2020-2021 han sido nuevamente dos equipos ingleses, el Manchester City y el Chelsea (como sucedió hace dos años con el Liverpool y el Tottenham), los que llegaron a la última instancia, a la Gran Final que se jugará el próximo sábado en el Estadio do Dragão, en Portugal.

Intercalados con esos partidos, acá en la Liga MX se jugarán -mañana y el domingo- los dos que conforman la Final del Guardianes Clausura 2021, entre el Cruz Azul y el Santos-Laguna.

Una atractiva Final de 180 minutos (por lo menos) entre los dos equipos que mejor han jugado en esta Liguilla; entre otras cosas, porque han entendido a la perfección cómo se juega y debe jugarse en ella.

Una Final, por cierto, innecesariamente precedida por algunas medidas anunciadas por los inefables hombres de pantalón largo.

  • La confirmación de los "juegos de reclasificación" como simplista mecanismo para sacar más lana... y como inmejorables promotores de la mediocridad.

  • El cambio de la reglita del "9-9" al "8-10", benéfico pero todavía insuficiente en el afán de ampliar los espacios disponibles para jugadores mexicanos.

  • La reducción de las "multas para los peores", con lo que sigue incrementándose el margen de benevolencia para equipos que demuestran no estar preparados para competir en el máximo circuito.

  • Desaparecer lo de los goles de visitante como criterio de desempate en los Cuartos de Final y las Semifinales. Ésta sí una medida lógica, muy congruente... porque nunca le han entendido al porqué de la existencia de ese criterio de desempate.

Mientras siguen los dirigentes de nuestro balompié dando tumbos y sin saber a qué jugar, mejor atengámonos al verdadero futbol, al que se juega en la cancha, y esperemos que mañana y el domingo tanto el Cruz Azul como el Santos-Laguna exhiban y alcancen el nivel de juego que en una Final debe alcanzarse y exhibirse.

Que por favor jueguen ambos al tope de sus posibilidades y al final se imponga y se corone como campeón el que realmente sea mejor en este doble enfrentamiento, para que así prevalezca la elemental justicia futbolera, como no siempre sucede pero sí ha sucedido en esta Liguilla.

Esperemos que así sea.