FutbolFeed

@rgomezjunco

·
2 min
A
A

Futbol del bueno

Ha sido ésta una memorable semana de gran futbol.

Con lo que han ofrecido los Octavos de Final de la Eurocopa 2020 (que se juega en el 21) puede entenderse a la perfección por qué el futbol genera y provoca en el mundo entero lo que ningún otro deporte-espectáculo es capaz de provocar y generar.

El lunes, primero la Selección de España ante la de Croacia y después la de Suiza ante la de Francia se encargaron de ofrecer los más atractivos partidos en lo que va de este magnífico torneo, y no necesariamente porque hayan sido los mejor jugados.

En los cuatro casos, equipos que fueron mucho mejores atacando que defendiendo, y que conjugaron los grandes aciertos ofensivos con los imperdonables errores defensivos.

En sendos partidos, la tremenda reacción de los equipos que estaban dos goles abajo y terminaron consiguiendo esos emocionantes empates agónicos que forzaron los tiempos extra. En el primer caso, para que en esos 30 minutos finales los españoles confirmaran su clara superioridad y la reflejaran con dos goles. Y en el segundo, con los franceses incapaces de hacer lo mismo y finalmente eliminados en la última instancia con un penal fallado por su máxima figura.

Fue la inusitada combinación de todos esos ingredientes lo que elevó sustancialmente el nivel del espectáculo futbolístico brindado, a tal grado que se antoja inevitable preguntar si para disfrutar de más duelos como ésos sería necesario que los geniales "afifiados" reglamentaran la obligación de cometer en cada partido cierta cantidad de graves errores defensivos.

Porque por ejemplo el Inglaterra vs Alemania de ayer no fue tan dramático ni tan emocionante como aquellos dos partidos, y sin embargo, para nada mal jugado.

Como en el futbol de más altos vuelos sigue siendo más fácil inhibir el juego del adversario que generar el propio, suelen producirse partidos en los que las grandes fuerzas se contrarrestan en detrimento del espectáculo ofrecido. Y no siempre, como sí sucedió ayer, un equipo es capaz de realizar y concretar las grandiosas jugadas para "romper el partido" en el lapso final como lo hicieron los ingleses, que así cristalizaron con plenos merecimientos una histórica victoria sobre un adversario largamente hegemónico.

Ya instalada en los Cuartos de Final, la Selección de Inglaterra no debería encontrar mayores dificultades para convertirse en semifinalista a costillas del representativo de Ucrania, que ayer anotó su gol del triunfo sobre el de Suecia ¡al minuto 120 con 36 segundos!

Por lo pronto, entre las ocho escuadras sobrevivientes la inglesa luce entre las principales candidatas al título junto con la italiana, la española y la belga, y nada sencillo resultaría establecer en qué orden, como tampoco sería prudente atreverse a descartar de antemano a cualquiera de los otros cuatro equipos como aspirantes a ese título. Se corone quien se corone, sólo esperamos que lo haga enarbolando en su trayecto al título un futbol como el que en términos generales hemos visto en este gran torneo. Futbol del bueno.