@SanCadilla

miércoles 26 feb. 2020

PREOCUPACIÓN

En Chivas no salen de una cuando ya están en otra.

Si pensábamos que el momento de mayor angustia para Ricardo Peláez fue el que vimos en el palco durante la tanda de penales contra Dorados en la Copa MX. Ese semblante de nerviosismo y preocupación no se compara al que ahora le acompaña.

Y miren que "Richie" fue tajante en la cuestión de la disciplina, pero lidiar con un plantel tan joven también tiene sus consecuencias. Las distracciones siempre han sido la cruz de los jugadores, sobre todo en una ciudad como Guadalajara.

Lo he dicho anteriormente y lo reitero, los pateabalones en su día de descanso pueden hacer los que les plazca, ni son de sangre azul y tienen los mismos derechos de diversión que todos. La diferencia es el momento y los lugares. Algo que de su vida privada, ellos son los primeros en hacerla pública.

La situación de Uriel Antuna revelada ayer por una revista de farándula, donde afirman que intentó ligarse a la actriz Paola Villalobos en la CDMX, es muy aparte a lo que ha sucedido últimamente y es cosa que sólo le incumbe a él.

La cuestión es la preocupación que hay en Peláez y en el cuerpo técnico porque todos estos factores le impiden al jugador centrarse en su trabajo. Aunque ellos ha intentado de todo por impedir que las situaciones extra cancha afecten al equipo, no ven la suya con cada cosa que se va sumando y los distrae de su profesión. Así que las charlas grupales e individuales no cesan semana a semana, cuando en lo deportivo es en lo único que tendrían que estar enfocados.

Total que con lo del "Chicote" Calderón en el Carnaval de Ameca, con lo de Miguel Ponce y el aficionado en el aeropuerto de Tijuana, y lo de Antuna y su vida amorosa, las Chivas ya tienen más escándalos que victorias en el torneo. Eso sí, tanto a Calderón como a Uriel les llegó la sanción en la cancha y en el bolsillo.

Complicada situación para Chivas por donde se le vea.

Ya ni porque firmaron un acuerdo de disciplina, caray.

HELADOS

Otra semanita en la congeladora pasarán Jorge Pérez Durán y Adonaí Escobedo, dos de los silbantes exhibidos, en los análisis que hace últimamente en cada jornada su jefe Arturo Brizio, y que les tocó después de las pifias que se mandaron en el Chivas-Cruz Azul donde se debió anular el primer gol de la visita, y en el Santos-Tigres, al no expulsar a Nahuel Guzmán por la conducta violenta (en mi barrio le decimos de otra manera) a Eduardo Aguirre.

En la Jornada 8 no volvieron a aparecer en las designaciones, situación que, más allá de cortarles la regularidad en el torneo, les pega directamente en el bolsillo. Eso sí, ya no es como hace casi 10 años que sólo recibían por partido trabajado, ahora tienen su sueldo base, pero de todos modos, vaya que les salen caros los errores.

Algo que, todavía muchos aficionados no comprenden, y menos los que se ven perjudicados en algún momento por sus decisiones.

No sólo los equipos son los dañados, a ellos también les afecta.

¿A quién no le gustaría hacer siempre bien su chamba?

YA NO LO AGUANTAN

¿Se acuerdan ustedes de un tal Cecilio Domínguez que llegó hace unos tres años al América para robar, perdón, para jugar y que a los dos días ya me lo andaban comparando casi casi con Cuauhtémoc Blanco?

Pues bueno, déjenme les cuento que a Cecilio ya no lo soportan en el Independiente de Avellaneda, ese equipo al que el Ame le picó los ojos después de venderle al paraguayo como si fuera oro puro.

Resulta que en el Rojo ya se dieron cuenta que a Cecilio se le quitaron las ganitas de jugar al futbol hace varios años. Prácticamente ya es nada más una estrellita del Instagram y cuando puede hace esos berrinches que, por cierto, también sufrieron en Coapa.

Yo lo siento mucho por Cecilio, porque en el Nido de Coapa tiene las puertas más que cerradas luego de que hace algunos días salió a reventar a Miguel Herrera, quien reveló que el paraguayo lo había contactado para pedirle chance de volver a las Águilas.

Por supuesto Cecilio salió a desmentir a Miguel y a jurarle amor eterno a Independiente y sus aficionados, que ahora no lo quieren ver ni en pintura.

Que lástima por Cecigol, que el único buen recuerdo que dejó en la Ciudad de México fue aquella vez que salió por el quemacocos del automóvil de Christian Paredes a repartir autógrafos, ese bello momento que le hizo ganarse el apodo de "El Maluma".

DETRACTORES DE JOMA

Vaya noticia recibieron los jugadores de Cruz Azul ayer con la información que reveló el club sobre la ampliación de contrato con la marca española de ropa deportiva Joma, hasta el Clausura 2024.

Y es que más allá del negocio que podrán estar teniendo los dirigentes celestes y del poco o mucho agrado de los aficionados por ver los jerseys de su equipo favorito con esta firma, déjenme les cuento que a los propios futbolistas no les gusta la marca.

Y es que de plano, los chándales que les dan no les convencen, pues no están cómodos ni lucen tanto como otros. Este mismo comentario ya lo había escuchado alguna vez de parte del cuerpo técnico del ex DT Pedro Caixinha. Para colmo, la marca manda muy poca ropa, por lo que luego tienen que andar casi casi cuidando pieza por pieza para no tener que batallar en conseguir algún modelito o talla en específico.

Así que la renovación de Joma hasta el 2024 probablemente no gustará mucho a los protagonistas.