@SanCadilla

martes 24 mar. 2020

BRONCAS VERDES

En medio de la crisis por el coronavirus hay otro problema que se asoma y que cimbrará el futbol mexicano desde sus raíces: su majestad el dólar.

Y es que con la moneda verde a 25 pesos mexicanos con 68 centavos -al día de ayer-, súbitamente nuestro atribulado balompié tenochca ha perdido competitividad.

1 De la noche a la mañana, los futbolistas extranjeros se encarecieron para la Liga MX en un 25 por ciento, por lo cual va a ser aún más complicado traer elementos de calidad.

Por ejemplo, si anteriormente por un sudamericano de 1 millón de dólares había que pagar 20 millones de pesos... ahora habrá que desembolsar 25 y piquito.

2 Uno de los atractivos de venir a México es que acá se paga bien ¿verdad?... pues de golpe y porrazo hemos perdido un quinto de nuestro "sex appeal".

Salvo muy contadas excepciones, los contratos de los extranjeros se fijan en dólares pero al final les pagan en pesos. Es decir, que la moneda verde está topada.

Créanme que ese rollo de los sudamericanos de que siempre quisieron jugar en México, vienen por la lana... y ahora será menos.

¿Aspectos positivos? Son muy pocos. Por ejemplo, los juegos en Estados Unidos ahora se cotizarán más, pero tampoco es para volverse locos. Un equipo promedio cobra 100 mil dólares por partido... o sea, el sueldo mensual de un titular.

Otra situación son los patrocinadores, porque hay algunos amarrados en dólares, pero con la incertidumbre financiera por la falta de ventas podrían caerse.

Quisiera ser más optimista, pero el panorama no pinta nada fácil para la industria del balompié.

SIEMPRE NO

Los jugadores proponen, Luis Fernando Tena dispone... pero viene el coronavirus y todo lo descompone.

Las Chivas tenían planeado volver desde ayer a Verde Valle, una vez que mandaron a los jugadores a sus casas por la pandemia mundial del covid-19 y el brote de influenza que sufrieron al interior.

Incluso, los trabajadores habían aprovechado todo el fin de semana para desinfectar las instalaciones.

Peeeeero, la situación en el País no ha mejorado, y ante la alerta del Gobierno de Jalisco optaron por mandarlos a sus casas y extender las rutinas físicas que coordina el jefe del área de rendimiento del club Erik Roqueta y del preparador físico Luis Canay.

El plan de Tena era -pese a las restricciones en el resto del mundo- mantener los entrenamientos grupales para no perder ritmo, porque si algo le había faltado a las "Chivalácticas" era precisamente trabajo en equipo.

Y más porque sus refuerzos, excepto José Juan Macías, no traen nivel para considerarlos en el Sancatitlán FC, donde también tenemos suspendida la Liga Interranchal. Si acaso se salvan un poco Uriel Antuna y Cristian "Chicote" Calderón.

Así, ya lo saben, a seguir las recomendaciones y evitar que se salga de las manos la situación.

VAYA REFUERZO

¡Ese refuerzo sí que no me lo esperaba! Y es que con la fama que tenía Paul Delgadillo en su época de árbitro de -digámoslo de una forma políticamente correcta- de marcar las decisiones divididas a favor del América, ya muchos le colgaban esa camiseta.

Pero vaya sorpresas que dan los medios electrónicos, que ya ven que hasta a José Luis Higuera convirtieron en analista de futbol, el ex árbitro reapareció en el equipo de enfrente.

Como lo leen, Delgadillo colabora ahora en Chivas TV realizando el análisis arbitral durante los partidos de local. Quién lo viera.

¡ENHORABUENA!

En medio de la crítica situación a nivel mundial, la familia resulta el mejor refugio ante cualquier adversidad. Con lo que se venía de pasar días de aislamiento y ante la cancelación de la Fecha FIFA, Gerardo Daniel Martino tomó un vuelo a su querida ciudad de Rosario para estar junto con su familia en Argentina, además de estar presente ahora que su hija Noel dio a luz. Enhorabuena al 'Tata'.

EN UNA BURBUJA

No cabe duda que a veces los pateabalones se empeñan en demostrar que viven en un mundo totalmente ajeno al real.

No todos, hay honrosas excepciones, pero mientras el coronavirus sigue cobrando vidas en muchos países del mundo, hay otros más que dedican la suya a intentar salvar a los enfermos. También están los que salen a "ganarse" la vida día a día en esas calles que ahora están desiertas debido a que quienes tienen opción se aislan del covid-19 en sus casas.

Del dolor, miedo, angustia e incertidumbre ni hablemos. El golpe mundial a la economía y muchos otros factores también quedan de lado cuando en esta crítica situación la mayor preocupación que puede tener un futbolista como Javier "Chicharito" Hernández es tener bloqueada su cuenta de Amazon.

En una nuestra grandísima de insensibilidad y falta de empatía ante lo que sucede en el mundo, el jugador de LA Galaxy aprovechó la red social de Twitter para interponer su queja con la compañía estadounidense porque en esta crisis se ha visto afectado de esta manera. ¡Por favor!

Ya sabemos que hay un "Chicharito" antes y después de Diego Dreyfus, pero el delantero sigue dando de qué hablar más fuera de las canchas que dentro.

En el último año tiene más cuentas bloqueadas en Amazon, programas de televisión y juegos vistos de la NBA que goles, la función por la que fue contrato a parte de vender sus camisetas a los nobles paisanos. Ni hablar. Viven en una burbuja y esa no dura toda la vida. Pobre Javier, tan lejos de sus abuelos y tan cerca de Dreyfus.