@SanCadilla

miércoles 28 oct. 2020

LA MOCHILA DE COCCA

Vaya paraguas gigantesco el que sacó Diego Cocca con el tema de los canteranos del Atlas.

No sé si se dieron cuenta, pero el DT se desmarcó con una habilidad portentosa cuando declaró que necesitaba que llegaran a los Zorros jugadores de experiencia que "se pusieran la mochila" porque los jóvenes pues no tienen experiencia.

¿Pues cómo van a tener experiencia, monstruo, si no los pones a jugar?

Es por eso que el Atlas ha tenido que prestar a diferentes canteranos a otros clubes e incluso en otras divisiones para que puedan ver minutos.

Claro, en este tema de las fuerzas básicas me parece que graaan parte de la culpa la tiene la afición, que a cualquier debutante primero lo elevan como la segunda venida del señor Rafa Márquez y al primer error se lo quieren comer vivo en redes.

Pues bien, en medio de esta situación hay un proceso diferente que busca obtener resultados distintos.

Hay un grupo de 10 canteranos, aquellos que están más adelantados en su proceso y a quienes les ven más futuro, que están trabajando horas extra con un equipo de especialistas bajo las órdenes de Albert Espigares, el mismísimo director de las fuerzas básicas, junto con Omar Flores, DT de la Sub 20, y Adán Fregoso, su auxiliar.

Ellos son Christopher Andrade, Brayton Vázquez, Alonso Ramírez, Roberto Enciso, Jeremy Márquez, Alan Reyes, Jairo Torres, Christopher Trejo, Jonathan Herrera, Edyairth Ortega y el portero Antonio Sánchez, quienes sudan la gota gorda.

El catalán, quien procede de la escuela del RCD Espanyol de Barcelona, es especialista en técnica individual, por lo cual hay trabajos muy específicos e individualizados.

Será cuestión de esperar para ver los resultados, claro, y que Cocca les brinde oportunidades... pero también que la afición no salga a reventarlos a la primera falla.

MALA COSTUMBRE

Si alguien conoce a Karla Cristina Medina Cobián, Carlos Ramos Samperio y Mario Alberto Duarte Morfín díganles que los andan buscando.

Quizá son muy olvidadizos y ya no se acuerdan que se presentaron públicamente como dueños del Atlético Jalisco, un equipo que dijeron sería profesional y jugaría en la Liga de Balompié Mexicano.

Porque resulta que los jugadores y cuerpo técnico de dicho club tuvieron que salir ayer a anunciar un paro de labores por "incumplimiento de contrato y falta de pago" correspondiente a cuatro quincenas, pues desde el 17 de agosto no han recibido pago alguno sobre el "adeudo total".

Este equipo es dirigido por Eduardo Lillingston, de quien se hablan buenas cosas como DT, y entre otros militan Jonny Magallón, Ricardo Bocanegra, Jahir Barraza, Renato Rivera y Leonín Pineda.

Desafortunadamente para Medina, Ramos y Duarte, los jugadores a quienes contrataron tienen esposas e hijos que acostumbran a comer ¡y tres veces al día!, por lo cual son gentilmente requeridos para que se reporten.

HASTA NAVIDAD

Pues llegó un poco de calma a León.

La buena es que la directiva de La Fieeeraaaa anunció que sus equipos volverán a jugar en el Estadio Nou Camp, luego de que el Municipio de León y el propietario legal del inmueble, Roberto Zermeño, llegaron a un acuerdo para ponerse a negociar.

La mala es que el acuerdo para utilizar el estadio durará hasta que concluya diciembre o bien, la participación en sus respectivos torneos del Guardianes 2020. Es decir, los Esmeraldas no tienen asegurada su casa para el 2021.

Se le viene pesada a la directiva que encabeza Jesús Martínez Jr., porque tienen gastos fuertes con la construcción de su nuevo estadio, además del proyecto de la Esmeralda -un complejo parecido al que compone la Universidad del Futbol en Pachuca- como para sumarle el estrés de que el "casero" no le garantiza partir la rosca de Reyes en su actual morada.