@SanCadilla

miércoles 4 nov. 2020

ADIÓS, PEDRO

Pues se fue Pedro Portilla, el presidente del Atlas al que recordaremos por... este... ejem... haber sido una excelente persona.

Como ocurre en el futbol, el hilo se rompió por lo más delgado y ahora tocó al directivo pasar a la piedra de sacrificios para beneplácito de la enardecida afición rojinegra de un equipo de Liga MX que durante su gestión tuvo tres entrenadores en menos de tres torneos.

Portilla fue todo un profesional, que acomodó varios aspectos internos que estaban desacomodados en La Madriguera, pero que eventualmente no pudo con el paquete... y ahí están los resultados a la vista de todos. Por supuesto que a Pedro no se le puede achacar una sequía de títulos que ya está pronta a cumplir ya 70 años, pero pues es la cabeza visible.

Apoyó y promovió para que trabajaran más con los canteranos, en ese proyecto que les conté hace poco de un grupo de jugadores de fuerzas básicas que entrena por las tardes con ejercicios diferenciados, dependiendo de sus posiciones en la cancha.

Pero en sus funciones como presidente arrastró con un gran lastre, las deudas que dejó TV Azteca y que absorbió Orlegi y que se agravaron con la maldita pandemia.

Portilla fue un gran organizador, pero esa apatía e indolencia que muestra el Atlas de Diego Cocca sobre la cancha una jornada sí y la otra también necesita un presidente con más energía y arrojo hasta para bajar al vestidor a pegarles unos cuantos gritos. Alguien que le hierva la sangre por los resultados, y no quien busque encontrar justificaciones.

Oh sí, porque ese positivismo irredento de Pedro de siempre "ver para adelante", de "estamos bien" o "tenemos buenos delanteros" lo único que provocaba era enardecer más a una afición que lleva ya tiempo que no anda de buen humor, digamos, varios años.

Así que el dueño Alejandro Irarragorri y su equipo de trabajo están a la búsqueda de un perfil más futbolístico, pero que también cuente con herramientas ejecutivas para encabezar el proyecto desde lo administrativo.

Tan pronto como el jueves será presentado por el mismo propietario del Atlas y Santos en Guadalajara. Avisados están.

NUEVOS DUEÑOS

Pues apareció oootro equipo más clamando por pagos en la Liga de Balompié Mexicano, que ya lleva más reclamos que jornadas jugadas.

Ahora fue el Club Veracruzano de Futbol, donde juegan el "Gullit" Peña, "Chatón" Enríquez y Néstor Calderón (solo de mencionarlos, me dio sed ¡y de la mala), el que anunció que paraba ante dos quincenas sin sus depósitos.

Increíble lo que ocurre con esa plaza ¿es requisito ser incumplido para ostentar el nombre del Veracruz? Pero bueno.

Está el caso también del Atlético Jalisco, mejor conocido ahora como "Sin Nombre", y el del líder del torneo Real San José, cuyo plantel lleva tres quincenas sin ver un peso. Y la primera la cobraron sólo porque Julio "La Momia" Gómez le prestó dinero a su directiva. Leyeron bien, un jugador sacó de su bolsa para repartir el pago.

Eso habla muuuy bien del campeón del mundo Sub 17, pero también retrata a la perfección el rumbo que trae el proyecto.

Precisamente por eso los pateabalones han entendido que si no se movilizan y alzan la voz ahora, no habrá manera de cobrar después si algo llega a salir mal. Porque acá no hay una FIFA con quién ir a quejarse. Por eso los ex empleados de la Liga decidieron mejor ir directo a la Junta de Conciliación y Arbitraje de Jalisco.

Pues bien, en los últimos días han habido reuniones entre dueños de los equipos y las cabezas del proyecto, entiéndase Víctor Montiel y Carlos Salcido, para estudiar diferentes opciones que salven a la Liga de Balóndeudas.

Una de las más populares es buscar inversionistas que puedan hacerse cargo de los equipos y proyectos ya armados cuyos propietarios actuales no han podido cumplir.

Va a estar difícil en plena pandemia, pero que sea lo mejor para el proyecto que está dando empleos a cientos de profesionales del futbol. Amén..