@SanCadilla

lunes 16 nov. 2020

REGRESO Y PRIMER REFUERZO

No hubo acuerdo entre Chivas y Mazatlán, así que César "Chino" Huerta regresa al equipo y será el primer refuerzo para Víctor Vucetich.

El jugador salió un año a préstamo con el Monarcas y fue parte de la transformación al "Morelia Morado". Ahora que los mazatlecos están eliminados, el "Chino" se encuentra de vacaciones y reportará con su equipo hasta que se defina la pretemporada.

Chivas tiene por delante la repesca y una eventual Liguilla.

ADEUDOS EN LA LBM

Cada vez resulta más complicada la situación que atraviesan los futbolistas del Real San José.

En mis columnas pasadas les he contado de este equipo, donde ya de plano, la economía ante la falta de pagos no les da ni para comer a los pateabalones y su familia.

Es muy crítico el momento para ellos y de paso, para los negocios involucrados con los que también tienen adeudos, por ejemplo, en el motel donde se hospedan los jugadores y el cuerpo técnico del equipo deben más 160 mil pesos.

El dueño Jesús Torres Servín también le saca la vuelta a la encargada del lugar, como lo hace con los jugadores. Algunos de ellos, optaron por comenzar a vender objetos personales para sobrellevar sus gastos básicos ante las irresponsabilidades de su directiva.

Terrible.

FARÁNDULA

Patricio Araujo pasó al equipo de los casados este fin de semana y tal parece que encontró su segundo aire en el mundo de la farándula.

Bueno, lo primero que encontró fue al amor de su vida cuando entró al Exatlón porque a partir de ahí empezó la relación amorosa con Zudikey Rodríguez en el mismo reality show.

Esta pareja ha cobrado fama en TV Azteca y hasta televisaron su boda en la playa. "GPi", "Pato".

Qué tal.

LIMPIA ROJINEGRA

El pasado 5 de noviembre, la directiva de Atlas anunció algunos cambios en el organigrama para enviarle el mensaje a la afición que las pésimas campañas en la administración del Grupo Orlegi no están contentos.

No es para menos con tres torneos consecutivos sin clasificar a Liguilla, y además ocupando el último lugar de la tabla de cocientes, que si bien no perderán la categoría en Primera División sí los hará acreedor a pagar una multa por 120 millones de pesos.

Como ya se sabe, despidieron al presidente ejecutivo, Pedro Portilla, y nombraron en su lugar a José Riestra, y se advirtió que se iba a quedar solamente quien sintiera pasión y mucha energía para lograr los cambios urgentes para así generar un equipo ganador.

La afición obviamente entiende que esos ajustes revulsivos deben empezar por los jugadores que ni se necesita mencionarlos para saber quiénes no son los que no sienten nada por los colores Rojinegros.

Por el momento, la renovación se ha dado solamente en áreas que sinceramente a los seguidores les importan poco o nada, como es la parte de los médicos y masajistas, y mucho menos en el staff de prensa.

En la parte deportiva ya se había presentado un movimiento antes de concluir el torneo, y el primer sacrificado resultó ser Rubén Duarte, el entrenador que asumió de manera interina la dirección técnica tras el despido de Rafael Puente, y que dirigió dos partidos. Sin muchas explicaciones se le dijo que la razón era que por el momento desaparecía la figura del auxiliar institucional, y ya no había otro lugar para él.

Sinceramente tales despidos apuntan a que ya no se van a cubrir y obedecen más a reducir costos.

Lo curioso, es que en plena pandemia que ha generado crisis financieras en todos lados, Grupo Orlegi esté pensando más en la construcción de una ciudad deportiva, y no en invertir en el primer equipo, o en una mejor selección de jugadores para fortalecer el proyecto de Fuerzas Básicas.