FutbolFeed

@SanCadilla

·
3 min
A
A

LA 'LIGA TOP'

#YaHayDeOtra y no es por la Liga del Balompié Mexicano, que por cierto presume a los Chapulineros de Oaxaca como su primer campeón.

Resulta que el flamante ex presidente de la LBM, Carlos Salcido, ya pidió al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) el registró de marca de la "Liga Top", con logotipo y toda la cosa.

En la descripción de la solicitud, realizada el 20 de enero, se establece que será una "Liga profesional de futbol soccer; desarrollo de talento deportivo".

El pasado 19 de enero, Carlos puso un tuit con la leyenda "cocinando proyectos". Un día después, el IMPI ya tenía en sus oficinas la solicitud del Chivahermano para registrar la "Liga Top".

La bronca que ahora enfrenta Salcido es que empresarios le entren a este proyecto en pleno auge de la pandemia de Covid-19 y luego del chasco que resultó tanto la LBM como Salcido en su gestión como presidente.

¿A poco no se acuerdan que renunció por "Guaaasapp" y luego como adolescente arrepentido luego de su primer contacto con el Tonayán dijo que siempre no y que se trataba de un "fueguito"?. Con esos directivos, pues francamente no dan ganas de arriesgar su dinero.

Ojalá, por el bien de tanto pateabalones que anda por ahí, se cocine un proyecto sólido y que nos los deje tirados y sin pagarles como tristemente fue en la LBM.

LO QUE HAY

Se acabó lo que se vendía... o remataba.

En Chivas unos futbolistas lograron salir y con otros no hubo más remedio que mantenerlos.

Quizá la más sorpresiva fue la salida de Alexis Peña a Cruz Azul, que le hace un favorsote al Rebaño al llevarse a este defensa.

Y otra transferencia cantada es la de Josecarlos Van Rankin al Portland Timbers en el futbol gabacho, aunque urgencia no tienen porque el torneo inicia en abril y la pretemporada con su nuevo equipo será a partir del 22 de febrero.

Los que de plano no salieron ni en rifa fueron Michael "Tortas" Pérez y Carlos Villanueva, quienes "refuerzan" al Tapatío.

Lo cierto es que ya no son unos jovencitos (27 y 26 años, respectivamente), sus años mozos ya quedaron atrás y no han podido recuperar su mejor nivel. Al menos con su experiencia, algo podrán aportar en la Liga de Expansión que eso de Liga Sub 23 solo quedó en la intención.

Pero como dicen por ahí "es lo que hay".

¿Y LA PANDEMIA?

No están ustedes para saberlo ni yo para contarlo, pero ahí donde me ven, o mejor dicho, donde me leen, también me gusta el beisbol, aunque mis haters me dirán villamelón.

Resulta que mientras se inauguraba la Serie del Caribe y estaba la tronadera de fuegos pirotécnicos, personal médico del IMSS de Mazatlán que combate al Covid-19 desde la primera línea de riesgo miraba con impotencia cómo sus esfuerzos no eran valorados ni por las autoridades ni por el "45 por ciento" del aforo del Estadio Teodoro Mariscal, cifra autorizada por la Secretaria de Salud y el Gobierno de Sinaloa para poder llevar a cabo el clásico caribeño.

Sigo sin entender el manejo de la pandemia en Sinaloa, ya que fue el único estado en abrir sus estadios tanto para los equipos de beisbol en la LMP como el Kraken para los duelos de Mazatlán ante Necaxa y Pachuca en la Liga MX.

Para el duelo entre México y Colombia la sana distancia fue todo menos sana y en ciertas áreas del estadio se podían apreciar aglomeraciones. No me quiero imaginar cómo se puso la cosa cuando los aficionados fueron al baño o por comida.

"Al rato llega la gente que no puede respirar", se escucha decir a una mujer mientras graban desde el hospital.

Mazatlán siempre estuvo firme para organizar la Serie del Caribe, pero me parece que deben ser más precavidos en un momento de la pandemia como el que estamos viviendo.

Para entender un poco lo que está pasando en los estadios de Sinaloa, hay que recordar que el Gobernador Quirino Ordaz antes de político es empresario. Ahí se los dejo al costo.