FutbolFeed

@SanCadilla

·
4 min
A
A

¡YA GANARON!

En un partido en el que ambos rivales decían "si no le gano a éste, no sé a quien le voy a ganar", por fin el Atlas logró su primer triunfo del torneo con Diego Cocca como DT, tras ganarle 1-0 a los Tuzos.

El lugar 18 de la tabla de la Liga MX le ganó al 17, pero por lo pronto toca festejar. ¿O no?

Para Alejandro Irarragorri, mandamás de Orlegi Sports, esta victoria ante Pachuca tiene un sabor especial, pues para nadie es un secreto la rivalidad que sostiene contra Jesús Martínez y todo lo que huela a él.

A Cocca el triunfo le sabe a gloria, con todo y que se salvaron a lo Atlas con el equipo echado más atrás que cola de perro.

Dicen que triunfos son amores, y la administración rojinegra espera que esta victoria le regrese un poquito el cariño al equipo, porque vaya que La Fiel está molesta y eso lo dejan claro en cada post que suben a redes sociales.

Y es que como todos los equipos le están sufriendo en serio con las finanzas con todo esto de la pandemia.

Vi con sorpresa cómo la semana pasada muchos chiva-hermanos se ofendieron cuando Amaury Vergara pidió a los aficionados de su equipo que compraran camisetas para poder comprar refuerzos, cuando le pidieron en redes que regalara una.

La petición del dueño de Chivas se me hizo por demás justa, sobre todo en el entorno del Covid-19, pero pues no gustó.

En Atlas también le están sufriendo y si Irarragorri no ha dicho lo mismo es nomás porque no le han preguntado.

Porque acá entre nos, se han vendido tan pocas camisetas de los Zorros que el patrocinio de Charly está quedando a deber.

Es decir, que no solamente a los Rojinegros no les están pagando, sino que tienen saldo en contra con la marca de ropa.

Se entiende, pues parte de la motivación de comprar esta prenda es ir a lucirla al estadio, y pues todo eso está cerrado. Además de los resultados, claro.

Ojalá que esta victoria motive un poco a sus aficionados a comprar la camisetas y ayuden a las finanzas de su club.

DE CAPA CAÍDA

Uno de los equipos más golpeados con los cambios que se dieron en la Liga de Expansión al suspender el ascenso y descenso fueron los Leones Negros de la UdeG.

Sin duda, les pegó que no haya prosperado la queja ante el Tribunal del Arbitraje Deportivo (TAS) en donde tenían la esperanza de que se restableciera el antiguo formato.

Pero así como van en el Guardianes 2021, está en chino pensar que en un futuro, con esta misma base de jugadores, puedan ser aspirantes a regresar a la Primera División una vez que se haya regresado el sistema de competencia.

Luce complicado que la mayoría de los jugadores que están ahora en el plantel se queden mucho tiempo en el equipo cuando no tienen el incentivo de ascender al Máximo Circuito, y lo más probable es que cada quien busque sus propios horizontes.

El accionar irregular de los dirigidos por Jorge "Vikingo" Dávalos se refleja en sus números al ocupar el último lugar de la tabla general con 2 puntos y como la peor ofensiva, con 2 goles a favor.

Si Dávalos no fuera tan institucional seguramente ya le hubieran dado las gracias como técnico.

Además, es complicado que otro entrenador pudiera ofrecer resultados distintos a los que actualmente brinda el "Vikingo" con un grupo de puros chavos. También es cierto que un estratega de experiencia se aviente el tiro de dirigir un equipo con poca inversión, y que con lo que tiene a su disposición es para estar de media tabla para abajo.

Así como es predecible el juego de Leones Negros, lo es también el discurso de Dávalos cada vez que sale a comparecer ante los medios para explicar la derrota o un empate más quejándose del arbitraje, y enalteciendo el proyecto del club de apoyar a los jóvenes cuestionando que el resto no hace lo mismo.

Hoy visitan a Correcaminos de la UAT, y ojalá haya mejor suerte para los Leones Negros. O mínimo escuchar algo distinto del "Vikingo".