FutbolFeed

@SanCadilla

·
3 min
A
A

¡HABEMUS MARIACHIS!

Pues se acabó la muy laaarga espera.

Es cuestión de días para que se anuncie oficialmente por estos lares la llegada de los Mariachis de Guadalajara en la Liga Mexicana de Beisbol y será en plan grande.

Ayer se efectuó una productiva reunión entre los mandamases del nuevo equipo tapatío y las autoridades del Gobierno de Jalisco durante la cual se llegaron a importantes acuerdos para que puedan jugar en el Estadio Panamericano.

No hay que olvidar que el inmueble es propiedad de Zapopan, que a su vez lo tiene dado en comodato al Code, que a su vez lo concesionó a Charros de Jalisco.

El problema es que, como hay dos grupos que actualmente se disputan el control de la novena de la Liga Mexicana del Pacífico, interpusieron recursos legales para que Mariachis no pueda jugar ahí.

Lo que no contaban es que el Gobierno de Zapopan y el de Jalisco, entiéndase el Code, ya están de acuerdo con que se utilice el Panamericano, no sólo en el invierno, sino en el verano, y se generen empleos, se mueva la economía y que llegue otra opción de entretenimiento.

En lo deportivo, esperen una verdadera bomba para encabezar la franquicia de Mariachis, y les estoy hablando de uno de los mejores bateadores mexicanos de la historia en las Grandes Ligas... en efecto, una contratación "titánica".

¡Los mantendré informados!

QUE PASE EL DESGRACIADO...

El show que se traen Adalid Maganda y la FMF ya da como para un episodio de la señorita Laura.

Al abogado de la FMF sólo le faltó decir "que paaase el desgraciaaado...", cuando salió de las instalaciones del organismo a acusar extorsión por 5 millones del Águila por parte del ex silbante, para ya irse como en choque, cada uno con su golpe.

Si yo le hubiera contado a Adalid lo que les voy a platicar, a lo mejor no habría sido tan ambicioso.

En 2017, Arturo Serratos Alcaraz había dado un golpe en la mesa, tras acusar a la FMF de despido injustificado.

Por primera vez en la historia, la Suprema Corte de Justicia discutió si los árbitros gozaban de los mismos derechos laborales de los deportistas profesionales.

Si bien Serratos no tuvo el desenlace que tanto esperaba, la realidad es que al menos movió las aguas, y desde entonces se mantiene en pie de guerra.

El ex árbitro reclama el pago de su liquidación conforme a la ley, prima vacacional, aguinaldo, inscripción retroactiva al IMSS y al Infonavit, y otras prestaciones.

A pesar de que Serratos le dio un fuerte calambre a la Federación y de que logró que voltearan a verlo por parte del Máximo Tribunal de Justicia de México, la FMF le ofreció solo 2 mil pesos, sí, ¡2 mil pesitos! Claro que los mandó por un tubo, se remangó, y continuó la pelea.

A los hermanos Delgado Horcasitas les dieron medio millón por cabeza, tras un pleito no tan largo.

Y hoy Adalid pide, de entrada, 5 millones de pesos, ante un organismo que si algo sabe es cómo desgastar a quienes lo demandan, ¿o no recuerdan que ya va para 6 años el litigio contra los silbantes encabezados por Miguel Ángel Ayala y Fabricio Morales?

A ver si no cuando le den su lana ya hasta le quitaron otros 3 ceros al peso.

Esta historia continuará...

ORDIALES, DE ADORNO

Jaime Ordiales trabaja en Cruz Azul, cobra en Cruz Azul, pero casi casi de aviador.

Resulta que el verdadero poder en La Máquina cae única y exclusivamente en Álvaro Dávila, dejando de a oquis la figura de director deportivo que ostenta Ordiales.

Incluso ahora con el tema de la renovación de Jesús Corona, Dávila es el que lleva la voz cantante en las negociaciones con el portero, quien busca una contrato por 2 años, mientras los celestes optan por uno y ver cómo responde Sebastián Jurado.