FutbolFeed

@SanCadilla

·
5 min
A
A

SE APAGA LA VELA

Pues la novela eterna que ha significado la relación entre el talentosísimo Carlos Vela y la Selección Mexicana sigue acumulando capítulos.

La llegada de Gerardo Martino a la dirección técnica del Tri significó más disciplina que la que se tenía con Juan "Cambios" Osorio, y eso también se refleja en las decisiones de a quien sí y a quien no convocar.

Si algo ha mostrado el "Tata" es que no le tiembla la mano a la hora de imponer disciplina.

Mientras con Osorio los seleccionados hacían los que se les pegaba la gana, el argentino logró meter en cintura a elementos como Jesús Corona, Héctor Herrera y Javier Hernández, a quienes les demostró que nadie es indispensable. Ganó, sin su colaboración, la Copa Oro, más allá de que siempre ha reconocido que son grandes futbolistas.

Ahora es Vela el que debe entender que la Selección no es un asunto de "contentillo". O quieres o no quieres, así de sencillo.

Al delantero le gustaría jugar unos Juegos Olímpicos, y se le hizo fácil ponerse a disposición de esa Selección, quizá pensando en que México no está para darse lujos de prescindir de grandes futbolistas, como lo es él.

El "Tata" siempre ha respetado los motivos personales de Vela para renunciar al Tricolor mayor. De hecho, lo tiene en alta estima y lo cataloga como uno de los jugadores con quienes se puede sostener una de las conversaciones más agradables, lo cual no significa que cierre los ojos ante lo que no está bien, como ocurre en esta ocasión.

La situación me recuerda a aquella cuando la mamá le pide al papá, o viceversa, que no le reste autoridad ante los hijos. Jaime Lozano, por más que quiera, no puede hacer lo que se le venga en gana y llamar a Vela, porque entonces el mensaje que enviarán la FMF y todas las Selecciones hacia los jugadores será el incorrecto.

Más claro no se puede: Vela no irá a los Olímpicos.

TERRIBLE CONDENA DE LEONES

Lamentablemente desde hace tiempo no se veía una temporada tan mala de los Leones Negros. El equipo de la UdeG ocupa el último lugar de la tabla general de la Liga Expansión MX con solo 8 puntos de 36 disputados, siendo el peor equipo como local al no sumar una sola victoria.

Es evidente que los Leones Negros perdió mucho interés en la Liga tras la anulación del ascenso y descenso, ya que optaron por no hacer grandes contrataciones y le apostaron más a la promoción de sus jóvenes de cantera para así venderlos después a equipos de Primera División. Aunque este negocio parece que tampoco saldrá tan bien.

La decepcionante campaña tiene fastidiada a sus seguidores, que ya no son tantos como en los dos torneos cortos (Apertura 2014 y Clausura 2015), que estuvieron en el Máximo Circuito, y claro, al jugar a puerta cerrada por la pandemia pues ya ni se diga.

La gente se manifiesta contra el técnico Jorge "Vikingo" Dávalos, quien en cada conferencia ya dice de memoria el mismo discurso de ser el único equipo que le da confianza a los jóvenes, que apela al fair play, critica a los entrenadores que fomentan a sus jugadores a fingir faltas, y además le tunde sabroso a los árbitros por permitir tales mañas en una Liga que se asume como formativa. Pero a la vez también la afición se va contra el presidente del patronato de Leones Negros, Alberto Castellanos, por no invertir en el equipo.

El tema es que Dávalos ya dijo que mientras no se reactive el ascenso los Leones se mantendrán firmes en su política de austeridad, por lo cual avisados están sus seguidores, no habrá un mejor equipo para el siguiente torneo, y por lo tanto tendrán garantizado su lugar en el sótano de la tabla.

De esa manera yo no veo cómo sus jugadores de básicas puedan tener mercado, pero allá ellos.

EL FUTGOLF

Ya les platicaba que varios directores técnicos en la Liga MX brincaron de alegría luego de que las eliminatorias en Conmebol fueran suspendidas, pues con eso que a cada rato los futbolistas llegan bien amolados de las Fechas FIFA, para los DT's fue algo así como una bendición que no tuvieran que prestar a sus jugadores sudamericanos de cara a la recta final del Guardianes 2021.

Y aunque obviamente no es para alegrarse que parte del futbol siga paralizado por el Covid-19, lo cierto es que varios están tranquilos por el hecho de contar con su plantilla prácticamente al 100 para el cierre de la justa, mientras que los jugadores también andaban felices de la vida por tener un tiempo de descanso con su familia.

Uno de ellos fue el atacante venezolano Fernando Aristeguieta, pues el "Vikingo" aprovechó el fin de semana para seguir una de sus pasiones: el golf.

Aristeguieta, quien fue considerado por el técnico de la vinotinto José Peseiro para los encuentros clasificatorios del 2020, no se despegó del campo Estrella de Mar de Mazatlán en donde se llevó a cabo el Abierto Mexicano de Golf que se adjudicó el tapatío Álvaro Ortiz.

Me cuenta que Aristeguieta no se perdió de un solo hoyo, y vaya que eso es complicado pues no es fácil seguirle la pista a los golfistas bajo el sol de la Perla del Pacífico.

Y es que el golf cada vez gana más afición entre los jugadores y ex jugadores de futbol, pues nomás acuérdense que el señor Jorge Campos Navarrete es muy bueno para ello, y hay otros como Luis García Postigo y Moisés Muñoz que ya le hacen segunda.

Además, en Mazatlán abundan, quién sabe por qué, los campos y torneos de golf que ya son toda una tradición en el Puerto.

Así que el "Vikingo" no sólo tuvo tiempo para relajarse en esta Fecha FIFA por la suspensión del duelo entre Perú y Venezuela, sino que hasta disfrutó un buen rato del deporte de la cacariza antes de volver a la actividad con los cañoneros, que buscan colarse al Repechaje.