FutbolFeed

@SanCadilla

·
3 min
A
A

DE CUIDADO

Ayer se vivió un dramático momento en el Estadio Akron cuando el jugador de Santos, Ronaldo Prieto, recibió un balonazo accidental de Uriel Antuna en el rostro que lo dejó noqueado prácticamente.

Sus compañeros y los futbolistas de Chivas que estaban cerca de él se percataron rápidamente y pidieron la asistencia, primero ingresó el equipo médico, seguido por el famoso carrito de las desgracias.

La imagen del jugador inconsciente fue estremecedora, pero afortunadamente sin algo más grave que lamentar.

Prieto fue trasladado a un hospital donde se detectó que sufrió un esguince cervical grado uno, y afortunadamente su estado es estable y consciente.

Ayer pasaron más de 10 minutos para que trasladaran al jugador de la cancha a la salida del estadio, y eso que el inmueble de Chivas es de los más vanguardistas.

Pero, la pregunta queda en el aire, ¿realmente todos los estadios del futbol mexicano están adaptados para actuar rápidamente ante estas situaciones?

TACHE PARA EL LÍDER

Cruz Azul no pudo viajar la semana pasada a Ciudad Juárez en chárter y terminó por violar los protocolos sanitarios de la Liga MX en el Aeropuerto juarense.

No sé si percataron que el jueves pasado los celestes fueron abordados por un buen grupo de aficionados, que luego luego se lanzó a pedir autógrafos y a retratarse con los futbolistas.

Recordemos que en enero pasado la Liga MX endureció los protocolos sanitarios y pidió a los equipos no detenerse a regalar autógrafos o fotografías.

Pues tal vez a los celestes les hizo falta un poco más de organización para evitar correr el riesgo de algún contagio, sobre todo ahora que viene la doble competencia, entre la Liga MX y la Concachampions.

Y es que jugadores como José Joaquín "Shaggy" Martínez, Jonathan Rodríguez y hasta el ahora entrenador de porteros Óscar Pérez, se detuvieron para atender a los seguidores celestes.

Si ya no fue posible evitar a la gente, La Máquina debió evitar a toda costa que los futbolistas se detuvieran aunque parecieran groseros, o en una de esas hasta aplicar la de Hugo Sánchez, cuando se ahorraba dar autógrafos y regalaba postales que ya traían su firma.

TUNDEN A FAVIO

En cuestión de minutos el nombre de Favio Álvarez se hizo tendencia en las redes sociales.

El volante de los Pumas está en problemas, lleva meses sin mostrar nada, es más, desde que el equipo hizo válida la opción de compra en diciembre, el jugador argentino se tiró a la hamaca.

Como suele ocurrir, mientras un futbolista está a préstamo, se esfuerza, luce y ya no halla qué hacer para buscar que lo compren, pero en cuanto logra su objetivo, desaparece de la cancha.

Así está pasando con Favio Álvarez, quien esta campaña ha jugado 8 encuentros como titular, en los cuales ha pasado de noche, es más, pareciera que el equipo está con un hombre menos, porque el encargado de llevarle balones a los delanteros se dedica a otras cosas, menos a apoyar la ofensiva.

Los seguidores de los universitarios le dieron con todo a lo largo del partido contra Pachuca, donde milagrosamente el equipo rescató el empate en 3 minutos.

Y tienen razón, hasta Juan Ignacio Dinenno está desesperado porque no le llegan balones para rematar, y ya ni hablamos de Gabriel Torres, quien no acaban de entender cómo puede encajar en el esquema táctico del equipo felino.

Algo va a tener que hacer el técnico Andrés Lillini con este jugador, que en lugar de ser un ejemplo para el resto de la plantilla, se ha convertido en un lastre, y antes de pensar en buscar refuerzos para otras posiciones, urge que encuentren volantes ofensivos para tomar este sitio, porque si piensan apostarle a Favio para ver si despierta la siguiente campaña, pues ya les puedo augurar épocas tan oscuras como las que se vivieron hace apenas unos años.