FutbolFeed

@SanCadilla

·
3 min
A
A

CONSECUENCIAS

Cuando parecía que la gente por fin se había corregido, que los meses sin futbol en vivo podrían haber hecho efecto, la escena se repitió una vez más.

El domingo, en el Estadio Akron, el duelo entre las Chivas y el Santos fue detenido por el árbitro Fernando "El Cantante" Guerrero luego de que se escuchó el grito homofóbico, además de que lo reportó en la cédula arbitral. Una vez asentado el hecho, a las Chivas le puede caer una multa y un aviso de veto.

Por el momento, la Comisión Disciplinaria no ha intervenido para abrir la investigación, pero es una situación que amenaza.

Hasta Ricardo Anaya se moriría del coraje, después de tanto que tardaron los aficionados en regresar a los estadios para que por culpa de unos cuantos ordinarios les cierren el changarro por un partido y les caiga una multa en estos tiempos donde las finanzas de los clubes -como la de muchas industrias en general- no son las mejores.

Y a eso súmenle la lágrima que ha sido el equipo en este torneo.

Una pena

GOLONDRINAS

Ahora que se estrenó como colero de la Tabla de Cocientes, y donde creo que se va a quedar, al San Luis más le vale ir rompiendo el cochinito o pidiendo un giro de 120 millones de pesos a Madrid porque veo bien cañón que logre salir de ese sitio que, a falta de descenso, castigará a su sotanero con esa nada insignificante multa al final del torneo.

Llorarán mucho por los yerros arbitrales en su contra, pero los potosinos han cavado con mucho ahínco su propia tumba al mismo tiempo que el Atlas ha resucitado para estar de manera casi milagrosa entre los primeros del Guardianes 2021.

Si nos quedamos con las puras matemáticas, hoy el "número mágico" de San Luis es 15 puntos, es decir, tendría que ganar los 4 partidos que le quedan (incluido el de 6 ante Necaxa) para librarse de la multa sin importar si Atlas gana también sus 4 encuentros.

Si ya de por sí eso está cañón, pues apenas han sido capaces de sumar 12 de 39 unidades disputadas, ya parece que se embolsarán 15, pero súmenle que los rojiblancos tienen seis jornadas sin ganar y entonces como que ya ni hace falta sacar las calculadoras.

Este fin de semana es clave para darle curso al asunto, pues Atlas disputará el primero de los dos partidos de 6 puntos que le quedan, en casa ante León y San Luis visitará a Juárez, que aún sueña con librarse de la multa de 50 milloncitos para el antepenúltimo de la Tablita de Cocientes. Triunfo rojinegro y cualquier resultado que no sea triunfo para los potosinos dejará su destino en manos del Atlas que, para como anda, no le va a dejar llegar siquiera con tantitas chances a la última jornada...

'CONQUITA' DE SALVACIÓN

No a todos en el América les cae como una patada en el hígado el inicio de la "Concachampions".

Si bien el presidente Santiago Baños salió a poner a la Concacaf peor que a un trapeador por la mala calendarización y aún peores incentivos, el torneo puede ser la última oportunidad para muchos jugadores del América que están más que borrados.

Ya ni hablemos del paraguayo Sergio Díaz, quien además de no estar en plenitud física nunca ha sido del agrado del entrenador Santiago Solari, sino de otros elementos que ni siquiera han podido confirmarse como opciones de cambio, tales como los flamantes refuerzos Alan Medina y Jordan Silva, y otros como Alonso Escoboza y Bryan Colula.

América ya analizaba la opción de jugar la "Conca" con reservas, por lo cual si estos jugadores quieren apelar a un milagro y extender su vínculo con el Ame, más les vale ponerse bien pilas desde mañana cuando visiten al Olimpia en el juego de ida de los Octavos de Final. No olvidemos que en este torneo, en realidad Solari solo pudo meter mano en la contratación de su recomendado Álvaro Fidalgo. Todos los bult..., perdón, los jugadores de bajo rendimiento "no son su culpa".