FutbolFeed

@SanCadilla

·
4 min
A
A

'CHICHANOVELA' EN PROGRESO

Aunque dicen que después de la tormenta viene la calma y ahora hasta Javier Hernández puede dar clara fe de ello, también hay otro dicho que dice que la calma antecede a la tormenta y así está la vida del máximo goleador del Tri en estos días.

Lo de los 5 goles en 2 juegos en el arranque de la Temporada 2021 de la MLS no es casualidad... pero vamos por partes.

Primero la cosa bonita.

Tras su separación de la modelo Sarah Kohan, el goleador se notaba fuera de sí durante las transmisiones en vivo de sus batallas en videojuegos. Obviamente, sus miles de seguidores se prendían con la pasión que destilaba mi fino y distinguido amigo, que en medio de la soledad y sin sus hijos cerca, se clavaba jugando para demostrar lo bueno que es en el "Warzone" y el "Call of Duty".

Desde que inició la pandemia, Javier comenzó a hacer streams, a los que les fue subiendo de tiempo, ganando una gran cantidad de adeptos, -hoy día tiene poco más de 400 mil-.

"Chicharito" se ha enfrentado a profesionales, acompañado de sus súper amigos en su squad, y no le ha ido nada mal porque es muuuy bueno con las armas virtuales.

Le ha tocado jugar con otras celebridades de la plataforma de Twitch como Juanguarnizo, "El Ded" y "El MirreyTV", que francamente son muy divertidos y "Chicharito" no se ha quedado atrás y cada vez que sale al aire se le ve muuuy feliz.

Je, je, pero no crean que la felicidad viene exclusivamente de los videojuegos.

Dicen las malas lenguas que es porque anda cortejando a una mujer de nombre Caitlyn Chase, que es una influencer.

Por ahí hay una receta en cuestión de amor que dice que un clavo saca otro clavo y el goleador del Galaxy la anda aplicando a la perfección.

Y aquí es donde se tuerce la cosa.

Lo malo es que la madre de sus dos hijos ya se enteró de sus andanzas y dicen en la prensa rosa que Doña Sarah anda bastante enojada y que por eso va a interponer una demanda para solicitar una jugosa pensión de manutención para tener a los "Chicharititos" viviendo como reyes.

Hace algunos años, un amigo me dijo que el infierno no tiene tanta furia como una mujer despreciada, así que más le vale al tapatío que haga bien sus cuentas, que pague un buen abogado porque se le viene pleito en puerta con su ex mujer.

CHIVAS, EN SU MOMENTO

Si hay un equipo que ahorita está celebrando las bondades y noblezas del sistema de competencia mexicano es sin duda, las Chivas.

Así es el cuestionado y criticado formato renovado para el periodo 2020-2021, so pretexto de la pandemia, que con el objetivo de hacer rendir la economía tan golpeada de los clubes, benefició como nunca a la malograda campaña del Rebaño.

Y es increíble ver cómo cambia el ánimo de los aficionados en sólo una semana. Así es, ya quisiera el Real Madrid en una época de crisis saltar de los últimos lugares a la posibilidad de disputar el título y borrarle de la memoria a la gente toda su rabia que traían dentro.

En un lapso de siete días, Chivas pasó de la posición 15 de la tabla general al noveno lugar, es decir a la zona de Repechaje, porque hizo su tarea, ganó tres partidos que jugó el 17, 21 y 24 de abril. Venció a Xolos, Rayados y Atlas y sumó 9 puntos que le otorgaron 22 puntotes de oro.

En parte, gracias al juego de la Jornada 12 contra Monterrey que la directiva pidió reprogramar porque era el tiempo del Preolímpico cuando Chivas aportó jugadores a la Selección Sub 23. La directiva argumentó que le afectaba pese a que anticipadamente se había dicho que no se cambiarían de fecha los partidos sin importar el tema de los seleccionados.

Lo que de verdad es increíble es cómo la gente se olvidó de pedir a gritos el despido de Víctor Manuel Vucetich, y hasta dejaron atrás el rencor contra Uriel Antuna, quien ha sido abucheado por andar diciendo que prefería triunfar en Europa antes de ganar todo con las Chivas, y que jugaría con el América en lugar de retirarse.

Todo esto sólo sucede en un futbol como el mexicano, y en Chivas deben estar más que felices por verse tan favorecido, porque en otro formato de nada hubiera servido tres victorias consecutivas.